21/03/2018

Chubut: parazo provincial contra el ajuste

Decenas de miles de estatales, docentes y trabajadores industriales pararon y se movilizaron contra el ajuste. Cómo seguimos la pelea.
Por Corresponsal Partido Obrero Chubut

Decenas de miles de trabajadores estatales, así como de la industria, se movilizaron el martes 20 en todo el ancho de la provincia de Chubut, en el marco de un paro de 24 horas.


Desde principio de año el gobernador Mariano Arcioni ha declarado que la provincia no tiene fondos para pagar la deuda externa y ha comenzado un plan de recortes a decretazo limpio que ataca fundamentalmente a los trabajadores y jubilados: pago escalonado de salarios hasta el día 23; ausencia de aumento paritario; desconocimiento de los convenios colectivos; despidos y no renovaciones de contratos y recortes en horas extras, licencias y otros beneficios en la administración pública.


Mientras las calles de las ciudades chubutenses se colmaban de trabajadores, el gobernador estuvo ausente. Fue a reunirse con representantes del Ministerio del Interior para recibir una suma de 983 millones que ni de broma será para atender las necesidades del pueblo trabajador movilizado, sino que será destinado a pagar intereses de la deuda externa provincial y a refinanciar la misma.


En la calle


Desde la mañana temprano una convocatoria de distintos gremios como Atech (educación) y judiciales cortaron la ruta nacional 3 a la altura del ingreso a Trelew sin impedir la circulaciones a los miles de trabajadores que viajaban rumbo a la capital provincial y su casa de gobierno. En horas del mediodía cerca de 10 mil trabajadores estatales, docentes, judiciales, de luz y fuerza, viales –entre varios otros– se congregaron para poder entregar un petitorio a los funcionarios  presentes. La idea de instalar una carpa en Rawson no fue apoyada por las bases: en contraposición, el reclamo que se oyó en las asambleas que se improvisaron entre trabajadores de distintas ciudades fue la continuidad con un plan de lucha.


En Comodoro Rivadavia se nuclearon dos importantes caravanas desde el norte y el sur de la ciudad, que concentraron en la municipalidad. Desde ahí se marchó a la escribanía del gobernador  Arcioni, a la obra social provincial Seros y por las calles principales, con la participación de miles de trabajadores docentes, de ATE y la CTA. La jornada estuvo precedida por numerosas asambleas en las escuelas, que abonaron el terreno para una concentración masiva y que en numerosos casos discutieron sobre la necesidad de instalar cortes en la ruta 3.


A los trabajadores de salud de Esquel, que vienen llevando adelante reclamos con retención de servicios contra el vaciamiento del hospital público y por reclamos propios, se sumaron los trabajadores de los hospitales rurales de Río Pico y San Martín. Temprano por la mañana montaron una carpa sanitaria en la plaza de la ciudad donde realizan diversos controles médicos. Luego, se movilizaron en una columna histórica de 4 cuadras –lo que no se veía hace mucho tiempo en la ciudad– junto a distintos gremios como docentes, estatales, Sitravich (viales), trabajadores de Corfo (fomento agropecuario), de Agricultura familiar, de Bosques, del Instituto provincial de la vivienda y de la obra social Seros –que está en una situación crítica por el desfinanciamiento provincial– y una destacadísima participación de estudiantes y de vecinos.


En la Comarca Andina, se realizó un corte a la altura de El Hoyo con trabajadores de la salud, docentes, Luz y Fuerza, estatales, madereros, trabajadores de comercio y una importante delegación de estudiantes y vecinos entre otros. Desde estos sectores se convocaba para hoy (miércoles 21) una concentración y marcha en Lago Puelo.


Cómo seguir


Hay una deliberación abierta entre los trabajadores de la provincia sobre cómo continuar la lucha. La unión de gremios estatales y organizaciones sociales de Comodoro Rivadavia convocaron una conferencia de prensa para “analizar y debatir” una ley de emergencia impositiva -reforma tributaria- que gravaría a las grandes empresas, pero que no tiene ninguna esperanza de salir viva de la legislatura. Desviar la enorme demostración callejera de la clase trabajadora es un camino sin salida.


El pueblo chubutense ha demostrado que tiene enormes reservas para luchar, pero los gremios y las centrales sindicales no han convocado nuevas medidas. Por el contrario, hay que multiplicarlas: es preciso organizar un congreso de delegados de bases de todos los gremios provinciales para que seamos los trabajadores los que deliberemos y resolvamos un plan de lucha, con paros activos escalonados y cortes por toda la provincia para quebrar el ajuste y reorganizar la economía del Chubut en función de las mayorías laboriosas.



Seguí leyendo: Chubut: mucho más que una amenaza de defol


 

En esta nota

También te puede interesar:

Será la última sesión del año, en la que el gobierno buscará darle sanción al proyecto oficial.
Niegan la prisión preventiva para el excomisario.
“Usaron el sello del Conicet para poner todas las cosas truchas que dicen..."