03/06/2021

Claudio del Plá se retiró de la sesión que votó una ley a la medida de los laboratorios

El pasado martes, el legislador salteño por el Partido Obrero, Claudio del Plá, se retiró de la sesión de la Cámara de Diputados de la provincia, ya que el oficialismo le negó el derecho a abstención. Se estaba discutiendo una ley -finalmente aprobada por todos los bloque políticos patronales- que autoriza al gobierno de Salta a comprar vacunas contra el Covid-19. La misma fue hecha a la medida de los laboratorios puesto que ofrece concesiones leoninas.

 

En su intervención, Claudio del Plá denunció que estas concesiones a los pulpos farmacéuticos consisten  aparecen  en la cláusula de «indemnidad», es decir, que no habrá juicios por indemnización si se aprueba esta ley; de «confidencialidad» absoluta de los contratos; y por último, la del «cese de jurisdicción» a los tribunales extranjeros cuando haya conflictos por asuntos económicos con estas empresas.

La ley, que propone acuerdos con los laboratorios a espaldas de la población, es la continuidad de lo ocurrido a nivel nacional con la compra de vacunas. La consecuencia ha sido un retraso en la entrega de dosis, sin ningún tipo de penalidad hacia las empresas responsables de los incumplimientos.

“al Estado Nacional hasta ahora le fue muy mal con los convenios, porque tenemos firmada la entrega de más de 60 millones de dosis y tenemos solamente una cuarta parte de lo que se ha contratado” sostuvo del Plá.

 

 

Es fundamental avanzar en la apertura de los contratos para que exista una fiscalización popular de los plazos de entregas de las dosis, de  las cláusulas, los precios, las cantidades, etc. De este modo, los responsables de los incumplimientos deberán rendir cuentas y estar sujetos a penalidades.

Es necesario avanzar en una producción nacional de vacunas, poniendo a disposición los recursos públicos y privados disponibles para tal fin. Este plan debe ser controlado por un comité médico-científico y financiado por medio de romper con el FMI, repudiar al conjunto de la deuda externa y aplicar un impuesto progresivo y permanente al gran capital.

El plan de vacunación debe ser reforzado por medio de la centralización del sistema de salud y una triplicación del presupuesto.

 

 

 

También te puede interesar:

El porcentaje surge de un informe de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI).
Kicillof y su ministro de salud, Daniel Gollán contra la estatización del sistema de salud.
La monopolización detrás de los acuerdos leoninos y los insumos claves.
El anuncio de volver a la presencialidad en ciudades de menos de 30 mil habitantes es antisanitario.
Un “guiño” al imperialismo yanqui en aras de la renegociación con el FMI.