02/01/2022

Comenzó 2022 con cortes de luz

Decenas de protestas con cortes de calle y cacerolazos.

El primer día del año registró, en el Amba, un pico de casi 41.000 usuarios sin energía eléctrica a las 13.40hs (38.286 Edesur, 2.630 Edenor). Casi 24 horas después 10.000 usuarios siguen sin luz. Los cortes se comenzaron a hacer sentir en las dos últimas semanas del año pasado, dejando alternadamente miles de viviendas sin electricidad.

Esta situación, que hace presagiar una temporada estival dominada por la falta de energía, se viene repitiendo a lo largo de los años, cada vez con mayor intensidad. Es por ello que rápidamente los vecinos salieron a cortar calles en varios barrios de CABA como Villa Crespo, Flores, San Telmo, Villa del Parque y La Paternal entre otros.

Desde, el Enre (el ente oficial que regula la actividad) salieron a «justificarlos» argumentando problemas técnicas puntuales y, fundamentalmente, las altas temperaturas que conllevan una mayor utilización de aparatos de refrigeración, como aires acondicionados, etc. Sin embargo el pico del día 1 se produjo en un momento en que la temperatura en ese momento estaba en 24°, es decir, que la red no estaba sobrecargada; de hecho esa temperatura fue prácticamente constante a lo largo del día.

Independientemente de ello, establecer como explicación de los cortes las altas temperaturas en pleno verano, lo que significa es que esto es lo que nos espera para los próximos meses. El gobierno frente a esto no piensa actuar.

Es evidente que la mayor demanda pone de manifiesto un servicio que no está en condiciones de afrontarla y esto tiene una única explicación: la falta de inversiones. Los generosos subsidios que han recibido a lo largo de los años las prestatarias han mantenido la tasa de beneficio de un negocio a costa del deterioro del servicio, esto que ha sido largamente denunciado se sostiene y el gobierno se apresta a aumentar las tarifas para continuar en la misma línea que es la de garantizar el beneficio de los concesionarios.

Apoyamos todas los reclamos y protestas de los vecinos y planteamos una salida real al problema: hay que abrir los libros de las empresas al control de trabajadores y usuarios, lo que va a dejar en claro que hay que proceder a la expropiación de toda la cadena energética para garantizar las inversiones correspondientes, la continuidad del servicio y determinar el costo real de producción de energía, uno de los mayores secretos detrás del cual se amparan las patronales para imponer sus condiciones.

También te puede interesar:

El 2022 empezó con un tarifazo eléctrico.
Plantean cuadrillas, generadores y resarcimiento a damnificados por los cortes de luz, y la estatización bajo control de trabajadores y usuarios de las empresas de electricidad.
Es indispensable la creación de nuevos centros integrales de la mujer en cada Comuna.
Importante recorrida del Polo Obrero en el barrio con el reclamo por justicia.
Los aumentos de la luz en el interior del país.