24/06/2020

Confirman circulación comunitaria de Covid-19 en la ciudad de Neuquén

Se establecen multas y sanciones a la población y la cuarentena sigue levantada.

“Hay evidencias de que en la ciudad de Neuquén existe una transmisión comunitaria local del coronavirus”. Con esta afirmación, la ministra de Salud de la provincia, Andrea Peve, confirmaba que en Neuquén capital ya existe circulación comunitaria al no poder establecer el nexo epidemiológico de los últimos casos. El anuncio se produce luego de en Neuquén se registraran 23 casos positivos en las últimas 24 horas, lo que representa el pico más alto de contagio desde el comienzo de la pandemia. Con estos últimos datos, la totalidad de casos confirmados asciende a 370, de los cuales 10 fallecieron, 125 se recuperaron y 235 permanecen activos. De esta cifra, el 97% se encuentra en la ciudad de Neuquén.


Ante esta situación, el gobierno provincial no anunció una vuelta atrás en la cuarentena, ni un plan de testeos masivos en lugares de trabajo o aumento del presupuesto de salud provincial. Por el contrario, el mandatario provincial, acompañados por los intendentes de Centenario, Senillosa y Plottier, anunció medidas sancionatorias y de control que tendrán vigencia desde el jueves 25 hasta el 10 de julio. Las nuevas disposiciones abarcan multas de $15.000 para las personas que circulen sin barbijos, aislamiento obligatorio al regreso para las personas que vengan del interior a Neuquén capital, restricciones en el transporte público y en el ingreso a comercios, desinfección en espacios públicos y más controles en los egresos e ingresos a la ciudad.


De conjunto, estas medidas siguen el camino de responsabilizar a la población, aumentando la carga represiva del Estado con multas y sanciones. En el caso de la multa por estar sin barbijo en la vía pública, los dineros recaudados serán destinados a la policía provincial: es decir, funcionando como caja recaudatoria por este organismo, aumentado así el conjunto de arbitrariedades.


La medida que estable que solo viajaran en el transporte público los trabajadores esenciales es la expresión más concreta de que asistiremos a nuevo fracaso. Es que si continúan funcionando el 90% de las actividades económicas y productivas, son miles de trabajadores que deben utilizar si o si el transporte público.



Así las cosas, el pase de circulación por conglomerado a circulación comunitaria era un hecho anunciado y previsible en la medida de que se mantuviera la liberalización de las actividades, no se establecieran testeos en sectores claves de lugares de trabajo y la detección real en los barrio carenciados.


El conjunto de los anuncios representan más regimentación social sin brindar ninguna salida de fondo. Es por ello que nos pronunciamos con urgencia por una real cuarentena, con las condiciones de salario y trabajo garantizadas, ayuda social de emergencia, programas de $30.000 de seguro al desocupado, elementos de protección personal en los lugares de trabajo y medidas de bioseguridad, plan masivo de testeos y centralización del sistema de salud provincial. El reciente proyecto presentado por el Frente de Izquierda, con la interpelación a la ministra de Salud, busca defender este programa.




 

En esta nota