18/10/2018

Contra Bolsonaro, al unísono de las mujeres brasileras y el #EleNão

La Coordinadora Sindical Clasista se moviliza el sábado a las 15h, a la Embajada de Brasil.

La movilización a la Embajada de Brasil es un cita de lucha para las mujeres y hombres del movimiento obrero argentino que hemos luchado por millones por el aborto legal, contra el oscurantismo clerical y la separación de la Iglesia del Estado, por los derechos de la mujer trabajadora, contra la violencia de género y la responsabilidad del Estado y contra toda forma de opresión de la mujer.


En Brasil, el movimiento de las mujeres se ha puesto al frente de la lucha contra el candidato fascista a punto de consagrarse presidente. Ha salido a la calle con centenares de miles movilizadas contra la declarada misoginia y el oscurantismo más abyecto. Bolsonaro pretende, con métodos de guerra civil y mediante un gobierno de carácter cívico militar, con las tropas en las calles y grupos civiles de choque, imponer los ajustes y descargar la crisis capitalista contra los trabajadores y trabajadoras.



La Coordinadora Sindical Clasista-Partido Obrero se movilizará el sábado, en el marco de una acción impulsada por la organización de mujeres Plenario de Trabajadoras, ampliamente apoyada en el reciente 33° Encuentro Nacional de Mujeres realizado en Trelew. También forman parte de la convocatoria las organizaciones del Plenario Sindical Combativo. Es una movilización de enorme trascendencia, cuando en la Argentina se discute el Presupuesto de guerra del FMI, que nos encontrará movilizados al Congreso nacional el próximo 24 de octubre.


Llamamos a los trabajadores y trabajadoras de nuestro país a movilizarnos en coordinación con el Frente de Izquierda que es parte de esta lucha y ha definido una política común de acción.


La política de pasividad de PT ante el golpismo, primero con la destitución de Dilma y luego frente a la cárcel de Lula, con la participación de las FFAA en cuestiones internas, y de connivencia con el ajuste ha conducido a esta situación. Lo mismo vale frente a la ofensiva de reforma laboral y previsional, que el golpismo brasileño viene desarrollando en sintonía con la política de Macri y los gobernadores en la Argentina, ahora reforzada por el rodrigazo devaluatorio y por el pacto con el FMI.


La política del sindicalismo brasileño dirigido por el PT debe llamarnos la atención para superar en la Argentina la política de freno de las burocracias sindicales pejotistas y de centroizquierda ligadas al clero reaccionario que fragmentan al movimiento de la mujer y al movimiento obrero a la hora de una acción decisiva para derrotar la ofensiva capitalista en marcha.


Con el Frente de Izquierda decimos:


“No es con "pactos democráticos" con los viejos partidos del régimen cómo se podrá enfrentar a esta peligrosa ofensiva en ciernes contra el pueblo trabajador brasileño. Solo la organización y la lucha del pueblo, las mujeres y todos las y los explotados y oprimidos, encabezados por la clase trabajadora podrán derrotar a Bolsonaro y a todo lo que representa, con un programa obrero y socialista. 


Reivindicamos, en ese camino, al movimiento de la mujer que salió a las calles contra Bolsonaro bajo la consigna #EleNao, en franco contraste con la parálisis de la CUT y otras organizaciones de masas ligadas al PT.


Con esa política, la de la movilización, convocamos a votar a Hadad contra Bolsonaro sin que ello implique el menor apoyo a su política, con un programa y una estrategia independiente de la del PT, con la confianza de que solo la lucha de los trabajadores, las mujeres y la juventud, con sus huelgas, piquetes y comités, serán la garantía para que la ultra derecha antiobrera de Bolsonaro no se consolide y pueda ser derrotada.


En la Argentina el kirchnerismo se quiere valer de los resultados electorales en Brasil con el reconocido objetivo de presentarse como una opción electoral frente al gobierno de Macri. Pero, al igual que el PT, se postulan para gestionar los acuerdos coloniales con el FMI, seguir pagando la fraudulenta deuda, mantener el "modelo" sojero y los hidrocarburos y las empresas públicas en manos de los privatizadores, así como impulsar la "Ley Antiterrorista" tomando el discurso represivo del imperialismo. Quienes no plantean una programa para que la crisis la paguen los capitalistas, cuando están en el gobierno aplican ajustes contra el pueblo.


Viva la lucha de los trabajadores y el pueblo brasileños contra el avance de la derecha antiobrera. Por una movilización continental para derrotar a Bolsonaro. 


Por la unidad socialista de América Latina."


18/10/18

En esta nota

También te puede interesar:

Brasil - Estado español - Chile
Bolsonaro organiza marchas. Lula llama a “no perder la esperanza”.
El ídolo, la política brasilera y los negocios en la serie documental de Netflix..