Políticas

3/3/2022

Convocan al Consejo del Salario para imponer la pauta de ajuste del FMI

El gobierno viene adelantando que prevé un 40% de “aumento” para el salario mínimo.

Imagen: Télam.

El gobierno convocó al Consejo del Salario para el próximo 16 de marzo, donde se fijará la actualización del Salario Mínimo, Vital y Móvil. La pauta oficial del 40% aparece como parte de la política de ajuste y licuación del gasto social, en la senda del acuerdo con el FMI.

El gobierno ya viene adelantando que ofrecerá una pauta de aumento del 40%, según lo informó el ministro de Trabajo, Claudio Moroni. El SMVM alcanza hoy los escasos $33.000, inferiores a una Canasta Alimentaria de indigencia de $34.334.

La determinación del salario mínimo es vital para 1.200.000 trabajadores precarizados del Potenciar Trabajo, quienes acceden al cobre del 50% del mismo; como parámetro salarial de trabajadores en la informalidad y para la jubilación mínima de quienes no se hayan avenido a una moratoria, quienes perciben el 82% del Salario Mínimo, Vital y Móvil.

Más recortes fondomonetaristas

Al establecerse un balance de los últimos seis años de gestión –cuatro bajo el macrismo y dos con el albertismo- la conclusión es que el poder adquisitivo del salario mínimo viene perdiendo por goleada contra la inflación.

Bajo el gobierno de Mauricio Macri, el SMVM subió 202%, pasando de $5.588 iniciales a $16.875, contra una inflación del 299,2%, para el mismo periodo. El gobierno del Frente de Todos, que vino a “priorizar a los más pobres”, continuó con este deterioro, con un salario mínimo que ha diciembre del 2021 registró un aumento del 89,6%, pasando de $16.875 a $32.000, contra una inflación acumulada 2020/21 del 105,4%. En 2022 se completó la última cuota de aumento, llegando a los $33.000

Ambos gobiernos han sido tributarios de una política de ajuste sobre el salario mínimo, que en gran medida afecta al propio gasto público, en vistas de disminuir el valor real de los recursos destinados a trabajadores desocupados , precarizados y jubilados, y de determinar un piso muy bajo para los salarios en la actividad privada.

En medio del acuerdo con el FMI el gobierno reafirma su convicción de arrasar con el poder adquisitivo de los sectores más vulnerables.

Los salarios también

Si bien el salario mínimo expresa un piso de referencia para el sector privado formalizado, que cuenta con salarios con una media superior –aunque no holgadamente-, la caída real del SMVM opera como una depresión de dicho piso, permitiendo perforar a la baja los salarios en las negociaciones paritarias. Así como actúa de una pauta de referencia para las negociaciones salariales colectivas.

Este “aumento” del 40% difícilmente se presente en una sola cuota –en 2021 el gobierno había firmado por siete cuotas, retrocediendo a tres luego de la disparada inflacionaria-, lo cual incluso neutralizará cualquier efecto inmediato sobre la inflación pasada (50,7%) a enero 2022, y la futura, entre el 55 y 60%.

El gobierno también busca convalidar la pauta del 40% como ancla para las negociaciones paritarias, como sucedió con la paritaria docente, cerrada en 45,5%. Es la ya utilizada trampa del “acuerdo de precios y salarios”, donde la burocracia pacta a la baja y las patronales liberan los precios, liquidando así los salarios.

El sindicalismo combativo convoca a un plenario sindical para este sábado 5 con el propósito de rechazar el pacto ajustador con el FMI que será tratado en el Congreso de la Nación. A su vez, las organizaciones piqueteras convocan a un plenario nacional para el 11 y 12 de marzo, en la perspectiva de derrotar este ajuste antiobrero. Sumada la denuncia de la negativa a la apertura de los programas sociales para millones de desocupados sin ingresos, lo cual desnuda toda la batería ajustadora contra los y las trabajadoras.

Rechacemos esta política de hambre con la organización de trabajadores, ocupados y desocupados, por un salario mínimo equivalente a la canasta familiar que mide la Junta Interna de ATE-Indec de $128.832, para garantizar los ingresos de la población trabajadora y sacar a millones de trabajadores y familias de la pobreza.