05/08/2020

Córdoba: el FIT pide el juicio político y la destitución del fiscal Bringas

La presentación se realizó ante las falsas acusaciones que vincularon a la concejala electa Cintia Frencia con las amenazas al viceintendente.
Por Cintia Frencia Concejala electa del FIT

En la mañana de este miércoles 5, desde la banca del Frente de Izquierda se realizó una presentación en la Legislatura de Córdoba para que se abra un proceso de Jury de Enjuiciamiento contra el fiscal José Bringas, a cargo de la Fiscalía Distrito 1 Turno 6, por mal desempeño y negligencia grave, de acuerdo a lo establecido por el artículo 154 de la Constitución Provincial. El pedido surge a raíz del operativo político judicial mediante el cual se buscó falsamente vincularme con las supuestas denuncias anónimas que recibió el viceintendente de la ciudad Daniel Passerini.

La presentación se realiza ante las graves irregularidades en la actuación del fiscal Bringas, que infringió el secreto de sumario. Además, desde la fiscalía se filtró deliberadamente información falsa a los medios de comunicación que señalaban, sin ningún tipo de pruebas, una vinculación del FIT y en particular de mi persona con las amenazas que recibió el viceintendente, en momentos de alza del conflicto con los trabajadores municipales. La misma fue desmentida días después desde la propia fiscalía, al negar nuestra participación en la causa por no haber ningún elemento que nos vincule con ella.

Los detalles de la investigación, filtrados a la prensa, sólo pudieron provenir de la fiscalía. Esto fue ratificado en los medios de comunicación por la Secretaría de la Fiscalía quién expresó que el caso estaba prácticamente cerrado, que las imputaciones se estarían cursando en las próximas horas y que estaría vinculada una fuerza política minoritaria del Concejo Deliberante, en clara alusión a la información divulgada en los medios que señalaban al FIT. Pasados más de diez días no hay imputación alguna.

Con un accionar deliberado, el fiscal Bringas difundió una injuria pública contra una docente, vocera del Partido Obrero, produciendo un daño irreparable cuyas consecuencias políticas, personales y profesionales aún no se han terminado de definir. Es claro que se trató de una maniobra política, y para ello recurrieron a la Justicia incurriendo en todo tipo de irregularidades.

Estamos ante una operación política en la cual Bringas actúa como brazo ejecutor, y que tiene por fin último reforzar la escalada represiva que el gobierno emprendió con la cuarentena y se ha recrudecido en los últimos días. Las imputaciones a los trabajadores de la salud, a los municipales en lucha y la represión a los trabajadores del transporte son parte de este cuadro. Esta persecución busca disciplinar y amedrentar a las y los luchadores, desprestigiando a la única fuerza política que se opone de plano a los planes de ajuste de Schiaretti y Llaryora.

Con esta comprensión es que lanzamos una campaña de repudio a la persecución política que recogió la adhesión inmediata de más de 150 organizaciones y activistas, realizamos una denuncia al Inadi por discriminación ideológica, y ahora presentamos este Jury de Enjuiciamiento para avanzar en la investigación y la destitución del fiscal Bringas.

Una ataque de estas características contra el activismo y la izquierda merece una respuesta contundente, para quebrar cualquier vestigio de disciplinamiento y represión que regimente la organización de las y los trabajadores en su lucha contra el ajuste.

En esta nota

También te puede interesar:

Como en el resto del país, el desempleo y la pobreza crecen, según el Indec
La jornada de lucha fue una respuesta a la orientación de un gobierno provincial que ataca el ambiente.
Luego de varias medidas de lucha, imponen a la patronal el pago de la quincena, los descuentos y el medio aguinaldo.
El Polo Obrero desarrolla un programa para terminar con la falta de trabajo y de vivienda.
La iniciativa parlamentaria del FIT recoge la demanda popular de impedir que las hectáreas quemadas sean destinadas a negociados inmobiliarios.