17/11/2021

Córdoba: el presupuesto 2022 viene con un impuestazo y ajuste a los salarios

Schiaretti beneficia a los capitalistas del campo y pretende imponer otro año de pérdida de poder adquisitivo para lxs trabajadores.

El gobierno de Juan Schiaretti dio a conocer los ejes del presupuesto 2022 para la provincia de Córdoba. El proyecto de la “ley de leyes” establece para el año próximo una suba entre el 41% y el 57% en los impuestos al inmobiliario urbano, rural y automotor. Mientras que se prevé una pauta salarial del 33%.

Los impuestos urbanos serán segmentados de acuerdo a la valuación fiscal. Estos, en promedio, tendrán un incremento del orden del 41%. El impuesto automotor tendrá una suba media del 42%.

En tanto que para los capitalistas del campo no habrá una revaluación fiscal, aun cuando vienen teniendo cosechas records seguirán tributando de acuerdo a un esquema del que se vienen favoreciendo. De esta manera, el 57% en promedio de aumento del inmobiliario rural es una ganga para quienes cobran en dólares y pagan los peores salarios en pesos.

Es que en el presupuesto 2022 no se modificará la base imponible ni las alícuotas que se toman como referencia para establecer el valor impositivo. Así las cosas, no se actualiza el valor de la tierra. Esto fue expresamente pedido por las patronales del campo en una reunión con el ministro de Finanzas provincial, Osvaldo Giordano, según trascendió en diferentes medios de comunicación.

En el presupuesto se destinaría un 53% de incremento para gastos sociales. Sin embargo, hay que tener en cuenta que lo proyectado no recupera lo perdido el año pasado, ni lo que ya se perdió por la inflación del 2021. Además, hay proyecciones de una suba de precios para el 2022 en torno al 60 y el 80%.

Cabe tener en cuenta que, desde hace años, hay una caída real de salarios y jubilaciones. Incluso el ministro Giordano reconoció una reducción real del gasto en torno al 11% del presupuesto 2020. A esto hay que agregar que el año pasado se impuso una reforma jubilatoria que significó una pérdida de ingresos para miles de jubiladxs. El gobierno presentó esto como un “ahorro” fiscal. El presente presupuesto sigue la misma línea de ajuste.

Un informe del Observatorio de Trabajo Economía y Sociedad (Otes), integrado por profesionales de la Universidad de Córdoba, afirma que “en términos de salarios, los cuales en todos los rubros vienen perdiendo contra la inflación desde 2018, vemos que los de la industria son los más elevados. Mientras que los salarios del sector agropecuario son de los más bajos de los sectores analizados.

En este marco, lo proyectado para los salarios de la docencia y trabajadores de la salud quedó en torno al 33%, siguiendo la estimación de la inflación que el gobierno kirchnerista proyectó para el 2022. El gobierno de Schiaretti coincide con el ejecutivo nacional, porque de esa manera pone un cepo a salarios y jubilaciones. En este punto, la situación de los ingresos de la docencia es un caso testigo. El sueldo de una maestra se encuentra en $20.000 por debajo de la línea de pobreza, si se tiene en cuenta que percibe $52.384, con incentivo, con una Canasta Básica Total en los $72.518.

El salario de trabajadores esenciales, como el personal de salud, volvería a ser una de las principales variables de ajuste. La caída real de los ingresos populares explica en parte el crecimiento de la pobreza e indigencia, que en Córdoba presenta índices superiores al promedio del país. Pero el presupuesto presentado no atiende esta grave situación de crisis social.

Para peor, la suba tributaria no guarda relación con lo presupuestado para salarios y jubilaciones estatales. Sin embargo, los gastos del Estado son sostenidos por trabajadores y jubiladxs, mientras que los capitalistas reciben subsidios y beneficios impositivos.

De conjunto, la gestión de Schiaretti pretende recaudar un total de $909.972 millones, mientras que los gastos totales se proyectan en $900.564 millones. De esta manera, el presupuesto consolidado presenta un superávit en unos $9.408 millones. Estos fondos no serán invertidos en un plan para sacar a la clase obrera cordobesa sumergida en la pobreza y la indigencia, sino en favorecer a los capitalistas y al pago de la deuda.

Para enfrentar el ajuste es necesario una intervención independiente, asamblea y plan de lucha. Solo lxs trabajadores pueden darle una salida a la crisis en función de los intereses populares.

También te puede interesar:

La banca del PO denunció que se demuestra así que se acuerda con profundizar el hambre y el saqueo que impone el FMI.
La convocatoria rechaza el ajuste de quienes gobiernan.
Es la segunda partida más grande contemplada en el proyecto de Presupuesto 2022 de la provincia de Buenos Aires.
La intromisión de “herramientas virtuales” no puede utilizarse para que haya más expulsión estudiantil y precarización laboral docente. 
La conducción Celeste de Uepc cogestiona el cierre de carreras.