30/08/2021
Elecciones 2021

Corrientes: triunfo de Valdés, en una provincia arrasada por la pobreza

El gobernador logró reelegirse con el 76% de los votos contra un PJ incapaz de ser oposición.

El gobierno de Corrientes logró reelegirse por el 76% de los votos, en la elección desarrollada el domingo 29 de agosto. El PJ obtuvo el 24% con la candidatura de Fabián Ríos, exintendente de la capital provincial. La lista de ECO amplió el 60% que había obtenido en 2019 en las provinciales; aunque ese mismo año en las presidenciales Alberto Fernández ganó frente a Mauricio Macri en el distrito. En 2017, cuando Valdés ganó la gobernación sucediendo a Colombi, el peronismo había sido derrotado en la capital de la provincia que era hasta entonces gobernada por Fabián Ríos.

El saldo político es una consolidación del retroceso del peronismo en la provincia, que no pudo valerse del triunfo en las presidenciales para estructurar una fuerza política capaz de ser oposición. El resultado del PJ tiene un componente nacional: pesó la crisis del oficialismo, las denuncias de privilegios a raíz de la foto presidencial, y el cuadro de ajuste.

Hay de todas formas un importante componente provincial, en la incapacidad del peronismo de ser una verdadera oposición en la provincia. El candidato del PJ a la intendencia de la capital, Canteros, es ni más ni menos que el vicegobernador de Valdés, que viene de ECO.

Por eso el PJ no incomoda a Valdés, ni denuncia su política, ni moviliza a los sindicatos que dirige en forma mayoritaria, porque actúa como una pata del régimen de la oligarquía correntina y que apoya fervientemente al régimen de los Colombi–Valdés. Por eso no pone en discusión ni los negociados de Ersa, de Romero Feris, ni los negociados agrarios a costa de la superexplotación laboral, ni ninguno de los pilares de negocios de la clase dirigente tradicional de la provincia.

Como en el caso de Jujuy, esta orientación de colaboración política se refuerza por los vínculos políticos entre Alberto Fernández y los gobernadores. Valdés y Morales integran dentro de Juntos Por el Cambio el ala más dialoguista con el gobierno nacional.

Esta orientación se combinó además con quiebres internos entre diferentes camarillas que llevaron a la intervención del peronismo. En el reparto de cargos, le tocó a Fabián Ríos encabezar la candidatura a la Gobernación mientras que su rival interno, “Camau” Espínola, irá por la diputación nacional. La intervención de Zabaleta, colocado por Alberto Fernández, no consiguió saldar estos choques, y fue responsable de colocar al vicegobernador como candidato en la capital provincial.

La elección se produjo, por último, en un cuadro de conmoción por el atentado contra el diputado del peronismo Miguel Arias, quien recibió un disparo en el marco de un acto de cierre de campaña. El costo político del atentado puede haber recaído en el propio PJ, debido a la fuerte versión de que se podría haber tratado de un ajuste de cuentas interno del partido.

Repercusión nacional

El triunfo correntino sirvió a la UCR para mostrar un palmar nacional antes de las Paso de septiembre. Es un espaldarazo para Juntos por el Cambio, y dentro de la coalición para el ala radical. Valdés, como Morales, intentará ganar peso nacional para figurar en la grilla de candidatos para la presidencial del 2023.

Pero no hay nada que festejar: detrás del fracaso opositor y de la identidad de intereses sociales que defienden la UCR y el PJ en la provincia, Corrientes está devastada por la precarización laboral y la pobreza, que supera el 42% en la capital provincial en la última medición del Indec. Los salarios en la provincia están entre los mas bajos del país y la desocupación es masiva, teniendo la provincia uno de los índices mas altos de población por fuera del mercado laboral.

La tarea de poner en pie una oposición a este régimen queda planteada más que nunca después de esta elección. El Polo Obrero de Corrientes se viene desarrollando con ímpetu, colocando las bases para estructurar a la izquierda en la provincia. En la lucha de los barrios están presentes las verdaderas reivindicaciones del pueblo correntino: por el trabajo, la vivienda, la salud o la educación, que son negadas día a día por el régimen de Valdés y sus colaboradores del PJ. Poner en pie una alternativa será una de las tareas de la próxima etapa.

También te puede interesar:

El avance del Frente de Izquierda. Escribe Néstor Pitrola.
Redoblemos esfuerzos de cara a las elecciones generales para concluir una gran votación.
Por un Congreso Piquetero Nacional que elabore un programa político, un plan de lucha y que una los sectores explotados contra el ajuste.
La actualidad de nuestro planteo, luego de las Paso.
El Polo Obrero fue clave para la recomposición electoral.