28/03/2021
vivienda

Créditos UVA: la usura continúa al amparo del gobierno

El Ministro Ferraresi se lava las manos de las "mentiras de políticos en campaña".

El sábado 27 se realizaron en varias ciudades del país (Mar del Plata, Mendoza, Bahía Blanca, Jujuy, Santa Fe, Neuquén, Salta, Entre Ríos, Córdoba) diferentes concentraciones bajo el lema “Queremos poder pagar nuestras casas”. La concentración principal se realizó en capital frente al Congreso, donde diputados sesionaban por el impuesto a las ganancias.

Los créditos hipotecarios UVA fueron una política de acceso a la vivienda impulsada bajo el gobierno de Mauricio Macri y votado en el Congreso Nacional por diferentes bloques políticos entre ellos el Frente Renovador, el Bloque Justicialista, el Frente Amplio Progresista, hoy en su mayoría integrantes del gobierno nacional.

El sistema UVA no se trata de un acuerdo entre banqueros y deudores, sino de un enorme negociado contra de los trabajadores. Cuando se sancionó el proyecto base que creaba los UVI- en 2016-, el Partido Obrero denunció que íbamos a una nueva crisis y liquidación de los salarios.

Durante la campaña electoral de 2019 el Frente de Todos prometió dar una solución a la estafa de los créditos UVA, e inclusive lo presentó dentro de la plataforma electoral. Una mentira gigante que fue confirmada hace unos días por el propio Ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, quien manifestó que “el problema es que los políticos en campaña mienten”, cuando un grupo de hipotecados fue a reclamarle las soluciones.

Las medidas tomadas tanto por el gobierno de Macri como por el Gobierno de Alberto Fernández no han hecho más que patear el problema para adelante, que hoy estalla en mil pedazos. Frente al descongelamiento de las cuotas y por la autorización del gobierno actual a través del DNU, los bancos han creado nuevas deudas en UVAS que suben día a día, al igual que el capital y la cuota. Alberto Fernández ha manifestado que el Estado estaba ayudando a los hipotecados con estas medidas cuando en realidad le está garantizando las ganancias a la banca financiera.

A pesar de lo que diga Fernández, no existe esfuerzo compartido entre acreedores y deudores. Defender a los deudores hipotecarios significa lesionar los intereses de los banqueros, anulando la indexación UVA.

La inflación galopante (proyectada al 50% anual), la depreciación salarial, las paritarias a la baja y el crecimiento de la desocupación han convertido el problema de las deudas hipotecarias en una pesadilla para miles de familias trabajadoras. A la hora de defender los intereses de bancos y especuladores no hay grieta entre el kirchnerismo y el macrismo.

El problema de la vivienda hipotecada con créditos indexados hay que analizarlo en el contexto de una crisis habitacional sin precedentes. Los inquilinos están en una situación desesperante por el aumento de los alquileres, mientras que los sectores desocupados son desalojados de sus lugares para beneficio de la especulación inmobiliaria, represión mediante como en Guernica.

Es necesaria a la unidad de acción y de lucha de todos los trabajadores ocupados y desocupados en defensa del derecho a la vivienda. Basta de banca usuraria, nacionalización de la misma sin pago y bajo control de los trabajadores. Por una hipoteca justa, predecible y pagable, que no supere el 25% del ingreso familiar.

Por verdaderos planes de vivienda populares, ejecutados por el Estado y bajo control de los trabajadores.

   

También te puede interesar:

El oficialismo porteño vuelven a impulsar un proyecto que busca la construcción de un barrio de lujo en la exciudad deportiva de Boca.
Una arbitrariedad cuyo trasfondo es la enorme precarización laboral al interior del Instituto.
Sera el próximo sábado 10 de julio a las 16 horas por Zoom. 
Exigimos la inmediata liberación de todos los detenidos.
La pobreza mata: pérdidas totales y una muerte evitable.