05/05/1993 | 390

CTA y PC desnaturalizan la convocatoria

El acto del 1º de Mayo, realizado el día 30 de abril en la calle, con la presencia de unos 150 manifestantes, prolongó la lucha política planteada durante su separación. Monopolizado por los “referentes” del CTA y del Frente del Sur, éstos no sólo censuraron la palabra al PO y al MST (que sólo pudieron hacer leer sus mensajes) sino que llegaron a suprimir párrafos de las declaraciones de los partidos, “casualmente” aquellas que criticaban al CTA.


La “dirigente” del Suteba, que habló en nombre de los trabajadores activos, no tuvo ningún empacho en ignorar el documento convocante. Este planteaba, taxativamente, entre otros puntos surgidos del debate de una asamblea de 80 trabajadores, “que la CGT y el CTA convoquen a un plenario regional de delegados y la huelg general de 36 horas”. La “combativa” docente no dudó en caracterizar que el paro general no resuelve los problemas de los trabajadores. De este modo puso al desnudo que la firma del programa para el 1º de Mayo no tenía otra pretensión que la de embaucar al activismo al solo efecto de asegurarse el monopolio de la lista de oradores para su corriente político-sindical.


El acto lo cerró el presidente del Centro de Jubilados del Cono Sur (PC) que más allá de consideraciones repetidas sobre la situación de los trabajdores pasivos, dedicó buena parte del discurso en atacar al PO por haber repartido un volante donde desarrollábamos nuestro punto de vista (en un párrafo hacíamos una delimitación del CTA y el centroizquierda). Según este hombre “sólo nos correspondía adherir” y además, con la boca cerrada. Para el jubilado stalinista, el PO y otras organizaciones de izquierda son las que rompen la “unidad” que ellos están construyendo con burócratas de distinto pelaje y que no tienen otra finalidad que congelar las luchas y apostar todo a la obtención de un escaño parlamentario.


Solo la intervención del cesante ferroviario, que habló en nombre de la Comisión de Desocupados, reseñó la penuria de los 20.000 sin trabajo en Bahía Blanca y llamó a organizar el paro de 36 horas y la huelga general para acabar con la miseria y el hambre.


El CTA dirigió el acto pero no ha llegado a constituirse en Bahía. Esto se debe indudablemente al raquitismo de ATE y Suteba, alimentado por la política de parálisis de ATE ante la destrucción del Hospital público (regional Penna), miseria salarial del personal civil de la Base Naval de Puerto Belgrano y la traición del Suteba a la lucha docente del ‘92, que en Bahía alcanzó una gran magnitud.


El acto del 1º de mayo no brilló por su claridad, pero fue una jornada frustífera. Los militantes del PO concurrimos con nuestro cartel y una importante delegación, se vendió una cantidad importante de prensa y se cosecharon numerosas adhesiones para la legalidad.

En esta nota

También te puede interesar:

El intendente Gay y Kicillof acuerdan pasar a fase 3 en medio de un récord de muertes por Covid-19.
Sus familiares solicitan a los jueces de la Cámara de Apelaciones la mayor celeridad en la definición del fallo.
Ante condiciones excepcionales, una propuesta excepcional. Escribe Néstor Pitrola.
Solo los y las trabajadoras podemos dar salida a la crisis.