06/10/1994 | 429

Cuánto pagó Duhalde por la reelección

Nadie oculta que Duhalde puso mucha plata para ganar el plebiscito del domingo pasado, y esto no solamente en una publicidad que no tiene paralelo en la historia electoral argentina. La principal fuente de dinero de Duhalde proviene de un Fondo del Conurbano que fue entregado por el Estado nacional para que la camarilla oficial se perpetúe en la principal provincia del país y, de últimas, para prevenir un estallido social. Controlar el conurbano de Buenos Aires se ha transformado en, virtualmente, la única preocupación de los capitalistas con relación a la seguridad de su régimen político y social.


De acuerdo a las informaciones, a este Fondo le fueron adjudicados 360 millones de pesos entre enero y julio del corriente año, un 65 por ciento por encima de lo que recibió en 1993. Se trata de una verdadera “proeza” , si se tiene en cuenta que la recaudación tributaria cayó en 1994 tanto a nivel nacional como en Buenos Aires. Esos 360 millones equivalen a una recaudación anual de 620 millones, lo cual no quiere decir que a fines de 1994 no llegue a ser aún mayor, teniendo en cuenta el ritmo de su crecimiento. Como todos los encuestadores coinciden en la opinión de que Duhalde habría ganado el plebiscito gracias a la “obra pública” que ejecutó a cuenta de ese fondo, se llega a la conclusión de que los tres millones y medio de votos que obtuvo el Sí costaron 174 pesos anuales por votante.


Lo que sigue sin quedar claro, sin embargo, es cuál ha sido la calidad de la “obra” efectuada, sus verdaderos costos, el alcance que ha tenido para los trabajadores y qué representa con relación al conjunto de sus necesidades más elementales.


El gobernador no ha “enamorado” al electorado; ha tenido que pagar por él, aunque no lo haya hecho, claro, con su propia plata.

En esta nota

También te puede interesar:

Las polémicas por el lanzamiento publicitario de la multinacional
Tras la condena judicial sufrida en Estados Unidos, el pulpo lanzó una campaña pro-glifosato en las redes sociales.
El repudio se hizo sentir en las redes sociales.