12/07/2007 | 1000

De la Rúa: “Una monumental ceguera”

Con De la Rúa, por primera vez en Argentina, llegaba al poder la centroizquierda. La Alianza con el Frepaso de Chacho Alvarez parecía la vía para una renovación política: llegaban al gobierno los que habían roto con Menem por la izquierda y aparecían emparentados a Lula, a Blair, y a Lionel Jospin.


Contra las ilusiones en el centroizquierdismo, Prensa Obrera, desde el vamos, denunció el carácter rabiosamente antiobrero que asumiría el gobierno de la Alianza, es decir del primer gobierno del centroizquierdismo argentino, y anticipó su fracaso: “El programa que la Alianza comprometió con el FMI apunta a completar la contrarrevolución laboral y social desarrollada por el menemismo. Este ‘plan’ sin embargo, está condenado al fracaso” (PO N° 644, 30/9/1999).


Prensa Obrera anticipó que con la Alianza, Argentina iba a la bancarrota: “En muy poco tiempo, un gobierno aliancista nos llevaría a la cesación de pagos y a la devaluación” (PO N° 644, 30 de septiembre de 1999).


El balance de las elecciones elaborado por Prensa Obrera fue brutal: “Y bueno, la mayoría de los electores coincidió en querer un gobierno honesto, transparente, opaco —pensando que si se cierra el circo menemista habrá pan. La experiencia habrá de ser muy dura con esto que ni es casi una ilusión sino una monumental ceguera” (PO N° 647, 28/10/1999).


Unos meses después, el Argentinazo terminaba con De la Rúa.

En esta nota

También te puede interesar:

El comienzo de la crisis terminal de la centroizquierda argentina. Escribe Néstor Pitrola.
Necrológica de un ajustador y represor que gobernó apoyado en el progresismo argentino
A 15 años de la rebelión popular que determinó su caída como ministro de Economía y luego la del gobierno de De la Rúa todo, el economista hace un panegírico de sí.