01/06/1994 | 420

Delegados “comunistas”, “promotores” de la AFJP

Varios delegados del Banco Coopesur de Bahía, uno de los bancos privados más importantes de la zona, se han convertido en promotores de “Previsol”, la AFJP de la banca “cooperativa”, “sin abandonar” sus puestos gremiales y por 3.000 dólares en 60 días.


La Comisión Gremial del Banco Coopesur, de Bahía Blanca, es la cabeza visible de la Lista del CTA en el gremio de la zona (Azul-Grana), y declarada opositora a la burocracia de Zanola. Para más “sorpresas”, el secretario general de esta interna es José Luhaldi, dirigente del Partido Comunista, que en público dice oponerse al “robo” de la jubilación privada.


Pero ni la comisión interna ni el PC han tomado medidas contra los “delegados-promotores”, por la sencilla razón de que son parte del Frente Grande, que han estado a la cabeza en el intento de rescatar a la “jubilación privada” del fracaso, y porque son carne y uña del “negocio” de la banca cooperativa con la AFJP “Previsol”. Debe recordarse que el FG presentó, antes que nadie, un proyecto en el Parlamento reclamando “ampliar en 180 días el plazo para optar”, es decir para optar por la “privada”.


Los bancarios del Partido Obrero de Bahía han denunciado esta situación en un volante: “los trabajadores del Banco Coopesur, la Comisión Gremial, no pueden permanecer ajenos al fraude que los capitalistas cooperativistas pretenden consumar: se deben separar de sus cargos a los delegados/as que actúen a cuenta de agentes de estos cavernarios objetivos patronales”.

También te puede interesar:

La única salida es recomponer los salarios y las jubilaciones de acuerdo a la canasta básica familiar.
El Estado nacional se ahorró $190.403 millones en haberes con los que pagó una parte de los $814.190 de intereses de Leliqs.
En los últimos cuatro años acumulan una pérdida equivalente a $10.770 y $6.680, respectivamente, respecto de los productos básicos.
Hay que abrir los libros de la cadena de producción y comercialización y recomponer los salarios y las jubilaciones.
En los primeros siete meses del año, el Banco Central lleva gastados $720.000 millones en concepto de intereses de Leliqs y pases.