14/08/2014 | 1327

Desde las bancas, reforcemos el Congreso de la izquierda y el movimiento obrero

Los días 1° y 2 de agosto se realizó la segunda asamblea nacional de parlamentarios del PO en el Frente de Izquierda, con la presencia de legisladores y concejales de Salta, Mendoza, Córdoba, Santiago del Estero, Neuquén, provincia de Buenos Aires, Ciudad de Buenos Aires, Capitán Bermúdez (Santa Fe) y los diputados nacionales del PO. Hicimos un balance de nuestro método de acción legislativa, fijamos posición sobre la crisis nacional y resolvimos promover desde las bancas la campaña por el Congreso de la izquierda y el movimiento obrero.

Los seis primeros meses de nuestra actuación legislativa han estado estrechamente ligados a la lucha de clases, en la resistencia contra el ajuste, la defensa del trabajo, del salario y las condiciones de vida, amenazadas por el ‘rodrigazo’ oficial. Entre los ejemplos más destacados, estuvo la acción de los legisladores y concejales de Salta, quienes se constituyeron en voceros de la gran huelga docente y hasta una masiva asamblea mandató a Claudio del Plá a llevar los reclamos a la Cámara. O el caso de Córdoba, donde la banca que ocupamos apuntala la lucha contra los despidos y suspensiones en la industria automotriz, y a las asambleas ambientales de la provincia que batallan contra la instalación de Monsanto. En Mendoza, ya hemos dado este carácter en la misma asunción, el pasado 1° de Mayo, en medio de las luchas salariales paritarias en la provincia: mientras los estales de ATE se movilizaban, dentro del recinto expresamos la defensa del salario. En la Ciudad de Buenos Aires, en la lucha por la crisis de vacantes y con los vecinos de la Villa 20 peleando por la vivienda, y la intensa campaña por la jornada de seis horas en enfermería. En el Congreso Nacional, ligándonos a los trabajadores de YPF que reclaman el resarcimiento, a los de Lear, Gestamp, Paty, Perfil, entre otros, que se organizan contra los despidos y suspensiones, a los trabajadores del Inti contra el vaciamiento y los docentes de AGD por las jubilaciones. En todos los casos se han promovido acciones que han reforzado sus reclamos. La sanción contra Claudio del Plá, la actual intentona en el mismo sentido contra Cintia Frencia o los ataques de Pignanelli y el propio Berni contra Pitrola -promovidos desde el PJ o del radicalismo, según el caso- expresan la hostilidad de todos los partidos capitalistas contra esta acción parlamentaria ligada a la clase obrera. La segunda asamblea de parlamentarios ratificó este método de acción legislativa y resolvió redoblar la campaña contra los intentos de sanción a nuestros diputados. En el balance de nuestra acción y método de trabajo, vimos la necesidad de una actividad parlamentaria asociada con los frentes y comités partidarios, en las fábricas, escuelas y hospitales. Desde allí, por medio de campañas y la difusión de proyectos, promovemos la movilización de los trabajadores hacia los parlamentos y, a su vez, la presencia de los parlamentarios en los lugares de trabajo. Este método nos ha permitido desarrollar un amplio programa de reivindicaciones obreras, en contraposición a la agenda derechista levantada tanto por el oficialismo y la oposición.

La asamblea abordó además la situación política actual. Resolvimos sacar una declaración nacional donde planteamos «…la necesidad y urgencia de que cese la sangría a favor de los usureros, para poner a salvo el salario y el derecho al trabajo», en la que calificó de extorsión la campaña del gobierno de convocar a una falsa «unidad nacional» cuando los únicos beneficiarios (del pago de la deuda) van a ser “los buitres y los banqueros». Planteamos el repudio de la deuda usuraria, su investigación integral y que la decisión de pagarla o no esté en manos del pueblo a través de un plebiscito. La crisis replantea nuestras iniciativas en favor de la prohibición de despidos y suspensiones, y el reparto de horas de trabajo sin afectar el salario, un salario mínimo igual a la canasta familiar y el 82% móvil. La acción parlamentaria que hemos desarrollado ha reforzado la unión entre los trabajadores y la izquierda. Con el objetivo de profundizar esta perspectiva es que resolvimos una intensa participación de nuestros parlamentarios en el congreso de la izquierda y el movimiento obrero, llamando a todos los sectores del movimiento popular con los cuales hemos tomado contacto a que organicen sus asambleas, deliberen y voten la participación activa.


Mariela Solesio

También te puede interesar:

Una política común entre "nacionales y populares" y derechistas.
Algunos de sus referentes serán candidatos del Frente de Todos. Incluso, un integrante de su comisión directiva hasta será candidato de Randazzo.
Llamó a sus militantes a tragarse el sapo. Escribe Daniel Rapanelli.