07/12/2016

Despidos masivos en el Conicet

El gobierno profundiza el ajuste en la investigación pública.
Por Lucía Ma


En los últimos días se ha confirmado lo que la comunidad científica venía advirtiendo desde que el macrismo envió el presupuesto 2017 al Congreso: que la reducción de las partidas de ciencia y tecnología implicaría un ajuste brutal en la investigación pública. Hoy tenemos la primera evidencia: el CONICET ha anunciado en forma extraoficial que los ingresos a Carrera de investigador de este año serán 385 -lo que implica una reducción del 60% respecto al año pasado.


De manera increíble, el ministro PRO-kirchnerista Lino Barañao justificó el recorte argumentando que el año pasado se habían dado ingresos de forma descontrolada. Se olvida de mencionar que esto habría ocurrido bajo su propia gestión y que todos los compañeros/as que ingresaron lo hicieron bajo un riguroso concurso público y luego de 5 o 7 años de trabajo precario dentro del propio CONICET. Por otra parte, incluso cuando se comparan los 385 ingresos anunciados con años anteriores a 2016 (que oscilaban entre 600 y 700) el ajuste es del 40%. Lejos quedaron las promesas electorales del macrismo de aumentar el presupuesto o los juramentos de Barañao acerca de que su continuidad estaba atada a la continuidad del presupuesto.


En la práctica, el anuncio de la reducción de los ingresos implica cientos de despidos en el sector, dado que alrededor de 400 compañeros/as habrían sido recomendados para ingresar por las comisiones evaluadoras del propio CONICET y no se los designa por falta de presupuesto. Es decir que la propia patronal reconoce que los compañeros cumplieron con los requisitos de ingreso, pese a lo cual quedarán en la calle porque los fondos no alcanzan. Esto, sin contar la expulsión del sistema de los cientos de compañeros/as no recomendados que quedarán sin trabajo, sin indemnización y sin posibilidades de inserción en otros ámbitos luego de 7 años de trabajo precario dentro del organismo. La precarización laboral instalada durante el kirchnerismo en el conjunto del Estado muestra también sus consecuencias en la investigación.


La denuncia sobre los cientos de despidos impulsada por Jóvenes Científicos Precarizados disparó un debate con los sectores kirchneristas que se niegan a hablar de despidos. No debería sorprender. Un cuestionamiento de fondo al funcionamiento del sistema científico pone sobre la mesa lo que no denunciaron durante 12 años de gobierno kirchnerista. Fue la misma posición que tomaron en 2009 cuando estalló un conflicto por los cientos de compañeros/as que quedaban fuera del sistema mediante puntajes que no se publican, evaluaciones con criterios oscuros y la negativa de la patronal a permitir veedores gremiales.


Los sectores kirchneristas (Autoconvocados, CyT Argentina) continúan sosteniendo y protegiendo al Directorio del CONICET por el sencillo hecho de que tienen funcionarios dentro de sus propias filas. Al margen de tibios pronunciamientos, el Directorio del CONICET es el que está aplicando hoy el ajuste en el organismo y sigue sin publicar la lista de los ingresos -incluso luego de que uno de sus miembros, Dora Barrancos, anunciara la cifra. En una nueva muestra de desidia hacia los trabajadores/as del organismo, no hacen públicos los resultados que ya tienen en su poder, manteniendo a cientos de compañeros/as en la peor incertidumbre. Buscan así pilotear lo que será un estallido similar al del 2009. Solo los lazos de Autoconvocados con la actual dirección del CONICET pueden explicar que, frente al planteo de JCP de convocar a una movilización el próximo 15 de diciembre por la mañana, cuando se reúne el Directorio, hayan contrapuesto movilizar el 14 a ¡las 5 de la tarde!


Este debate pone de manifiesto nuevamente la incapacidad de los sectores kirchneristas de enfrentar realmente el ajuste de Macri. No es de extrañar cuando los senadores del FPV apoyaron masivamente el presupuesto de ajuste para, según el propio Abal Medina, garantizar la gobernabilidad. Y clarifica, también, la importancia vital de que los trabajadores/as de CyT contemos con organizaciones gremiales independientes de la patronal y los gobiernos de turno. No es el caso, lamentablemente, de la junta interna de ATE CONICET Capital que realiza un seguidismo permanente de las adaptaciones de Autoconvocados y otros sectores. En el cuadro actual sólo JCP continúa defendiendo un planteo independiente de los becarios/as, investigadores/as y CPAs en defensa de la investigación pública y nuestras condiciones de trabajo. La misma línea que viene impulsando desde hace más de 10 años.


La única garantía de que el gobierno retroceda con los despidos es que el próximo miércoles 14 de diciembre reventemos el Polo Científico junto a JCP, AGD, FUBA y otras organizaciones gremiales y políticas frente a la reunión del Directorio para reclamar:


  • No a los despidos en CONICET. Ingreso de todos los recomendados.

  • Basta de expulsiones. Reclamamos una política de inserción en el sector público.

  • Efectivización de todos los ingresos 2015.

  • Derechos laborales y aguinaldo para los becarios/as.

  • Publicación de los órdenes de mérito y los criterios de evaluación.

También te puede interesar:

Los antiderechos buscan atacar nuestras conquistas en nombre de una supuesta "mayoría" social.
Anuncia convenios de asistencia directa a mujeres que sufren violencia en barrios populares mientras vacía la DGMuj y desaloja trabajadoras.
Un repaso de las medidas económicas lanzadas luego de las Paso.
Su prevención es posible con concientización y presupuesto.
Según los datos de septiembre publicados por la Oficina de Presupuesto del Congreso.