30/05/1996 | 496

Después de la pueblada

Luego de la pueblada, se ha abierto un proceso convulsivo que el gobierno no ha logrado disipar.


Bussi se ha visto obligado a plantear una concertación a todas las centrales sindicales, ya que la CGT oficialista ha quedado superada por la pueblada.


Ante una amenaza de continuar con un plan de lucha, el gobierno se tuvo que reunir con la CGT ‘auténtica’ el pasado miércoles, a la que prometió que no habría más despidos, aunque ese mismo día envió a la legislatura el pedido de autorización para emitir un nuevo título público, el BOSO, que estaría destinado, precisamente, a pagar las indemnizaciones del personal que sería dado de baja en la administración pública. Para este lunes, Bussi tiene prevista una reunión con la Asamblea de Trabajadores, la cual ha programado una marcha regional del NOA para dentro de dos meses —un tiempo lo suficientemente amplio como para que el gobierno  concrete medidas fundamentales como la privatización del banco (9/7), la transferencia de la Caja, el cierre de reparticiones, etc.


Para el gobierno, lograr el compromiso de la burocracia es clave. Bussi, que acaba de decir que “el ajuste todavía no comenzó”, es consciente de que esto lo llevará a un enfrentamiento a fondo con los trabajadores. Mientras tanto, consiguió un crédito del banco COMASI, por 60.000.000 de pesos, para pagar parte de la deuda salarial, y ofreció también un cronograma de pagos, que le sirve para distraer a la dirigencia burocrática.


Signo de la enorme presión popular, la legislatura votó una ley que le recorta a Bussi poderes administrativos para disponer el cierre por decreto de reparticiones. Esto llevó a Bussi a propalar la versión de una intervención federal a la legislatura.


Dentro de este marco de crisis, los conflictos siguen. Fue ocupada la municipalidad de la Banda del Río Salí, al igual que varias comunas del departamento de Cruz Alta, obligando al gobierno a pagar deudas salariales. ATSA está de paro (ver nota). La Intersindical Docente (Apem, SADOP, AMET, AGET, APEJUT) realizó este viernes una marcha de antorchas contra los sumarios que el gobierno está llevando a cabo por los paros y por la participación estudiantil en las marchas. En Tafí Viejo es preparan movilizaciones en defensa de los talleres ferroviarios.


La gran tarea es, como en la pueblada, unir todos los reclamos en una lucha común. Por eso es obligación de la AT y la CGT “auténtica”, formar un comando único que vote un plan de lucha.

También te puede interesar:

Funcionan a pleno la construcción y la industria en pleno desastre sanitario.
Defendamos el ingreso de los trabajadores.
El gobierno pretende un techo para los acuerdos salariales del 29%.
Financiaría el sistema público con los fondos de la seguridad social.
Una medida que no detuvo la pérdida de puestos de trabajo el año pasado y que ahora cubrirá aún menos.