14/04/1994 | 416

Discurso de Altamira en Plaza Once

Compañeros y compañeras, hoy cerramos la campaña electoral del FIS. ¿Qué conclusiones sacamos?


El desarrollo de esta campaña electoral ha demostrado el completo acierto de los planteos fundamentales con los que el Frente de Izquierda Socialista encaró su política contra la reforma y la Constituyente reaccionarias; porque precisamente dijimos, y somos en este sentido la única fuerza política que lo ha caracterizado de esta manera, que estábamos ante una tentativa de reforma reaccionaria de la Constitución, una tentativa de cercenamiento de los derechos democráticos de los trabajadores, una tentativa de liquidar sus conquistas y una tentativa de establecer un gobierno represivo para imponer esa política antiobrera.


Acierto político


Fuimos la única fuerza política en esta campaña electoral que dijo que la reforma de la Constitución que han pactado Menem y Alfonsín es un planteamiento de los privatizadores, los grandes bancos acreedores y el imperialismo norteamericano, y en el curso de la campaña electoral se demostró este enorme acierto de caracterización y de política de nuestro Frente de Izquierda Socialista, porque precisamente, mientras se desarrolló la campaña electoral, se produjó el enjuague con Aerolíneas Argentinas, es decir con Iberia, mediante el cual una privatización fraudulenta que esquilmó a una empresa, despidió a los trabajadores y redujo los salarios; que bajó el patrimonio de Aerolíneas de 1.000 millones de dólares a 35 millones de dólares, que la endeudó en 1.500 millones, que la quebró y que la vació; este fraude de las privatizaciones fue salvado por el gobierno menemista, por Cavallo, mediante un nuevo rescate a los grupos que se han quedado con la empresa privatizada. Es esta gente la que necesita un período más para Menem, la que necesita que Menem gobierne por decreto, poque es por decreto que se comenten estos atropellos.


En el propio proceso electoral asistimos a un intento de estafa colosal contra los jubilados que tenían bonos o acciones de YPF, a los cuales se les quería robar 60 millones de dólares en una operación secreta tramada por este ministro corrupto de Economía y por el presidente de la Nación. Y un signo de los tiempos, de los tiempos de crisis y derrumbe de este gobierno, es que este fraude fracasó, pero para perpetuar este fraude y otros fraudes similares necesitan la reelección y necesitan una reforma constitucional que estableza el gobierno por decreto; para decretar la intervención a Jujuy necesitan un gobierno por decreto y Menem ya tiene preparada la intervención a Jujuy para el día siguiente al que la ciudadanía haya emitido el voto; para dictar la ley antiobrera de reforma laboral que nos quita la jornada de ocho horas, el descanso dominical, reduce los salarios, liquida las vacaciones. Para eso quieren el gobierno por decreto y la reforma, por eso se firmó el pacto Menem-Alfonsín, no por el apetito de dos personas sino por el apetito insaciable de una clase social: los grandes explotadores capitalistas (aplausos).


A la luz de este descomunal acierto del Frente de Izquierda Socialista, a la hora de caracterizar la reforma y de fijar su política, tenemos que denunciar a quienes están llamando no a votar a nuestro FIS, sino a votar en blanco en nombre de reclamarle al Estado capitalista una transparencia democrática, una honestidad, que no la van a encontrar nunca en un Estado capitalista (aplausos). Hay que votar al FIS porque el FIS quiere meter una bancada que sea en la Constituyente la voz de los explotados, la voz orientadora de la rebelión popular que baja inexorablemente del Norte al Sur del país (aplausos).


Reforma clerical


Compañeros: existe otro acierto en la caracterización  y la política del FIS. Tempranamente sañalábamos que había un factor escondido en esta campaña electoral, pero que iba a intervenir con todo su peso para que esta reforma antiobrera y antidemocrática fuera también o se transforme también en una reforma clerical, y efectivamente acertamos. El Episcopado intervino hace tres semanas para reclamarle a todos los partidos políticos que defienden el orden capitalista que metan en la Constitución la enseñanza religiosa, la privatización de la educación y la prohibición del derecho al aborto; que ataquen y destruyan los derechos de la mujer. Ese fue el planteo del Episcopado, al cual, como buenos chupacirios, todos los partidos del orden capitalista dijeron ¡amén! y el Frente Grande en primer lugar (aplausos). Por eso, en el Frente de Izquierda Socialista ustedes no solamente tienen a la representación política de la independencia de la clase obrera sino a los representantes consecuentes de la democracia política genuina, que sólo son tales si llevan adelante una lucha clara por separar a la Iglesia del Estado, por echar a la Iglesia del campo de la educación, por defender la ciencia, la libertad y el laicismo (aplausos).


El Frente Grande con Cavallo


Probablemente, en un aspecto, no tuvimos todo el acierto que hubiéramos debido tener. Nos quedamos cortos con el Frente Grande. Dijimos que el Frente Grande eran los que votaron la intervención a Santiago, dijimos que el Frente Grande son lo que mandaron la gendarmería a reprimir a los maestros, a los estatales y a la juventud de Santiago del Estero. Dijimos que el Frente Grande era la punta de lanza de la reforma clerical; era el frente de los obispos, era el frente que primero planteó incorporar la enseñanza religiosa y atacar los derechos de la mujer. Y a pesar de haber dicho todo esto nos quedamos cortos, porque en los últimos días nos venimos a enterar por boca del Chacho Alvarez que el Frente Grande es también un defensor del “plan” Cavallo. El Frente Grande ha venido a descubrir en la campaña electoral los beneficios de la “estabilidad”, y esto nos prueba que este frente de intelectualoides es, en realidad, un frente del atraso intelectual, porque llega a defender al “plan” Cavallo en el momento en que este “plan” se hunde a los ojos de todo el mundo y produce abiertamente la rebelión popular (aplausos). Llegan al entierro del “plan” Cavallo; lo descubren en la muerte y en la agonía. ¡Qué cosa más reaccionaria el planteo del Frente Grande, de que en Argentina podemos tener instituciones transparentes, cristalinas, puras y democráticas aunque rija la política de entrega al capital extranjero, rija la política de superexplotación y rija la política que le paga 1,50 pesos la hora a un trabajador argentino! Ustedes comprenden que esta es la defensa más pérfida, más perversa y más cínica del orden capitalista de la explotación. El Chacho Alvarez, por una vez honesto, le dijo a Ambito Financiero:: “yo no represento y no pretendo representar las necesidades, por ejempo, del pueblo del partido de La Matanza. Yo represento las necesidades de la Capital Federal que son distintas; son como las necesidades de un austríaco”. ¡Lo que voten al Frente Grande, el 10 votarán por un austríaco, pero no por un representante de la rebelión popular en la Argentina! (aplausos).


Derrumbe de Menem-Cavallo


Compañeros: esta Asamblea Constituyente y estas elecciones tienen lugar en un momento especial, en el momento en que se derrumba el plan económico, en que los capitales que han venido a lucrar usurariamente en el país durante tres años gracias a este gobierno de entreguistas, se van como consecuencia del proceso general de la crisis capitalista en el mundo entero. Un diario financiero (Nota: El Cronista Comercial), en el día de ayer, ha estimado en decenas de millones de dólares las pérdidas de los bancos privados, diciendo que algunos de ellos, como consecuencia de esta fuga de capitales y de la caída de las acciones en la Bolsa, se encuentran virtualmente en quiebra. Por eso Cavallo ayer dijo: “tenemos que cambiar de rumbo”. El hombre que decía que no iba a haber devaluación, que ibamos a tener un  peso igual a un dólar hasta el siglo XXII, ya está pidiendo la escupidera, ya está tirando la toalla. Hay un derrumbe integral del plan económico y paralelamente con eso del crecimiento de la rebelión popular


.Compañeros: como lo dijimos en la oportunidad del “santiagueñazo”, el “santiagueñazo” es el “cordobazo de los ’90” (aplausos). Los jujeños dicen que sí, los riojanos dicen que sí, y hoy a la mañana los salteños también han dicho que sí (aplausos).


Crisis política


Compañeras y compañeros: esta combinación entre el derrumbe del plan económico y el estallido de la furia popular, no sólo se refleja en esta rebelión popular; nuestro Partido Obrero ha detectado, ya con cierta firmeza, que los compañeros en las fábricas están rechazando la incorporación a la jubilación privada, en lo que puede ser uno de los mayores golpes que la clase obrera le dé a este gobierno entreguista. Pues bien, esta combinación entre el derrumbe del plan económico y la rebelión popular está produciendo una crisis política que la vemos, por un lado, en los choques de gabinete Cavallo-Redrado, pero por sobre todo, compañeros, en una profunda fractura en la Iglesia Argentina. La última Semana Santa asistió al enfrentamiento abierto dentro del Episcopado, entre todo un grupo de obispos, llamando a romper con el plan económico, temerosos que la rebelión popular tenga un cauce revolucionario, temerosos de esta combinación explosiva entre el hundimiento de los de arriba y el ascenso de los de abajo. Esto ocurre en el mundo entero; la lucha de Chiapas;  la lucha del pueblo, estudiantes y sindicatos de Francia, que se dieron por tarea inexorable obligar a la capitulación, en todas las luchas, al gobierno imperialista francés. Y lo hiceron capitular en Air France, lo hicieron capitular en la lucha contra la enseñanza privada, lo hicieron capitular los pescadores, y el otro día lo hicieron capitular los sindicatos y los estudiantes. Capitulación total, ésta es la línea de la clase obrera mundial: movilizarse por la capitulación política completa de la burguesía como primer paso de una lucha generalizada en función del gobierno de los trabajadores (aplausos).


La Iglesia, reflejando de pleno este hecho, con sacerdotes que salen emitiendo volantes llamando a votar en blanco, a no acompañar esta reforma, con una opinión limitada pero no por ello menos ejemplificativa de esta enorme crisis. Por eso, compañeros, a la luz del conjunto de esta situación ¡¿Qué duda cabe de la responsabilidad que empieza a recaer en la izquierda revolucionaria?!


Responsabilidad de la izquierda revolucionaria


Compañeros: se ha abierto una crisis, y en el curso de esta crisis no va a aparecer con posibilidades de penetrar en las masas o con posibilidades de luchar por el poder, ninguna fuerza nueva de izquierda. Las únicas fuerzas a las que la historia  les ha dado el cometido de resolver en favor de la clase obrera la presente crisis, están en el FIS. No pueden rehuir esta responsabilidad, están en el FIS, son amigos, simpatizantes o luchadores, junto al FIS (aplausos).


León Trotsky decía: “no se pueden crear partidos revolucionarios en la marcha de los acontecimientos”. La historia internacional, la historia de este país nos han permitido forjar instrumentos antes del desenvolvimiento de esa situación. Nos cabe una responsabilidad. He escuchado algunas veces, en el curso de esta campaña electoral, a alguien decir: “Para el movimiento revolucionario, históricamente, el frente electoral es la forma privilegiada única que debe asumir el frente de izquierda, el frente de los trabajadores”. ¡No es así compañeros! En la historia del movimiento obrero revolucionario los frentes electorales han sido secundarios, inclusive se ha recomendado muchas veces no hacer los frentes electorales para aprovechar las elecciones, para que cada partido formule sus ideas. Donde los frentes son muchos más importantes que los electorales es en los frentes en la acción, los frentes en la lucha, los frentes para desenvolver una alternativa de poder de los trabajadores (aplausos).


Política de unidad revolucionaria


Por eso compañeros, desde esta tribuna, en nombre del Partido Obrero digo: el Frente de Izquierda Socialista, el FIS, el Mas, el Mst, el Partido Obrero, tenemos que hacer un balance de esta experiencia del FIS y lo haremos. ¿Pero con ese balance, qué queremos? En primer lugar propongo un acto el 1º de Mayo de la izquierda revolucionaria de Argentina (aplausos). Un acto, el 1º de Mayo, contra la reforma laboral, contra la jubilación privada; por el apoyo a la rebelión popular; por el apoyo a las luchas obreras del mundo entero; por el socialismo; por la reconstrucción de la Internacional de los Trabajadores, la IVª Internacional (aplausos). Propongo en nombre del Comité Nacional del Partido Obrero una campaña política contra la reforma laboral, contra la jubilación privada, una campaña política sistemática. Llevemos a que el 60, 70 u 80% de los trabajadores rechace la jubilación privada; llevemos a que los trabajadores se empiecen a movilizar contra la sanción de la reforma laboral. Una campaña por el paro general, contra la reforma laboral y el apoyo a la rebelión popular (aplausos).


Compañeros: propongo un Frente Unico entre nosotros para seguir paso a paso a esta Asamblea Constituyente reaccionaria, para denunciar sus atropellos y para movilizar al pueblo a resistirlos. La tarea de hacer fracasar a esta Constituyente reaccionaria la mantenemos viva con o sin bancada parlamentaria, porque es la masa trabajadora, los explotados, los que tendrán que dar cuenta de los intentos reaccionarios de esta Asamblea.


Por una conferencia nacional de partidos


Compañeros: no se me escapa que estoy hablando desde una tribuna privilegiada y estoy hablando a los que hoy tiene la clase obrera argentina de más politizado, de más luchador y de más combativos. Entonces, les digo, compañeros de todos los partidos que están en el FIS y que apoyan al FIS: les proponemos, preparándonos cuidadosamente: ir al fondo de todos los problemas,  atacar las cosas de raíz, les propongo una conferencia nacional de todos los partidos del FIS o que apoyan al FIS, bien preparada para discutir un programa, para discutir una politica y para terminar con la crisis de dirección de la clase obrera y de las masas en este país dando este ejemplo en el mundo entero.


¡Viva la clase obrera argentina!


¡Viva la clase obrera internacional!

También te puede interesar:

Del 2 al 6 de agosto. Pablo Heller y Rafael Santos, del PO, participarán de dos simposios temáticos.
Ruptura con el frente único y ataque al FIT-U.
Daniela Daporta cuenta la elección en Colonia Victoria-Misiones, donde el PO obtuvo el 25% de los votos y es segunda fuerza.