05/05/1993 | 390

Documento de apertura del acto del 1º de mayo

Compañeras y compañeros:


Vamos a dar inicio al acto del día internacional de los trabajadores. Este 1º de Mayo vuelve a encontrar al mundo lleno de luchas obreras y populares contra los planes de hambre y ajuste del imperialismo, de las burguesías nativas y de las burocracias restauracionistas.


Saludamos desde esta Plaza a los heroicos negros sudafricanos que enfrentan al Estado racista de Sudáfrica y a los palestinos que luchan contra la masacre del Estado sionista y la complicidad de las burguesías árabes.


Saludamos a nuestros hermanos de clase, los metalúrgicos alemanes que hacen huelgas contra la austeridad antiobrera del gobierno capitalista de Kohl y en solidaridad con los metalúrgicos de Alemania Oriental por el salario.


Saludamos a los trabajadores de la ex URSS que se organizan y luchan contra el ataque de las multinacionales imperialistas y la burocracia restauracionista en todas sus fracciones.


Saludamos la lucha contra el genocidio de los pueblos de la ex Yugoslavia, en particular el bosnio, orquestado por el imperialismo y las burocracias capitalistas de Serbia y Croacia.


Saludamos a nuestros hermanos de clase latinoamericanos que en Brasil, Venezuela, Bolivia, Uruguay, luchan contra los planes de hambre del FMI.


Estamos en esta Plaza en lucha contra el gobierno corrupto y el régimen capitalista, que ha batido todos los récords de sometimiento al imperialismo yanqui, que saquea el salario, destruye la jubilación, saquea nuestras riquezas para entregárselas a los usureros de la deuda externa.


Llamamos a un acto unitario de los trabajadores y la izquierda, llamamos a la CGT y al CTA a que convocaran al acto y a un paro general de 36 horas. Una vez más se borraron, una vez más la CGT pactó con el gobierno y se hace cómplice directa del robo a los jubilados votando por la ley del FMI. Al mismo tiempo, los jubilados de Plaza Lavalle (Norma Pla) y de Plaza Congreso llamaban a marchar a Plaza de Mayo para unir las luchas y reclamar un paro de 36 horas y la huelga general.


El odio que se acumula contra el gobierno capitalista de Menem y su corte de corruptos se expresa en múltiples luchas, desde los jubilados hasta los docentes del interior, los obreros de Astilleros Río Santiago, los de Subterráneos, los ferroviarios y los jóvenes.


Si la lucha no se centraliza en un gran paro general de 36 horas contra Menem y su gobierno es sólo por la traición de las direcciones burocráticas de la CGT y el CTA. Desde este acto llamamos a los miles de luchadores obreros y populares a seguir bregando por la concreción del paro de 36 horas y un plan de lucha nacional y a seguir peleando por construir una nueva dirección obrera, luchadora y antiburocrática.


Desde esta Plaza decimos que no vamos a aceptar el saqueo de las “privatizaciones”, que no vamos a aceptar la confiscación a los jubilados y el remate de las empresas del Estado y que la clase obrera y el pueblo trabajador expropiará a los capitalistas.


Con los trabajadores nos uniremos a nuestros hermanos latinoamericanos, para desconocer la deuda externa, expulsar al imperialismo e imponer el gobierno propio de la clase obrera y los trabajadores.


Las organizaciones convocantes denuncian la abierta complicidad radical con los planes entreguistas del gobierno y su demagogia “opositora”.


Denuncian que la banda de genocidas capitaneada por Rico ni es antiimperialista ni constituye una alternativa al menemismo, con el que coincide en seguir pagando la fraudulenta deuda externa y en entregar la nación al FMI.


Tampoco representan una solución quienes recubriéndose con un manto “izquierdista” se agrupan en el Frente del Sur o Frente Grande. Su programa no se opone en lo sustancial al del menemismo, el “otro país posible” es para seguir pagando la deuda externa a los banqueros internacionales. Boicotearon el año pasado la gran movilización contra la ley educativa, algunos de sus dirigentes llamaron a carnerear el paro del 9/11, son partidarios de una mayor destrucción del sistema previsional estatal.


En esta Plaza levantamos otra vez las banderas del paro de 36 horas contra Menem, el FMI y la complicidad radical y por una nueva dirección sindical y política del movimiento obrero.


 


1º de mayo de 1993

En esta nota

También te puede interesar:

Pronunciamientos en las legislaturas y participación en las concentraciones de solidaridad.
Ante condiciones excepcionales, una propuesta excepcional. Escribe Néstor Pitrola.
Solo los y las trabajadoras podemos dar salida a la crisis.