05/12/1995 | 476

Duhalde se prepara

El gobernador de la provincia de Buenos Aires ya lanzó su candidatura hacia el 99, diciendo ser el candidato natural del PJ. Si a algunos sectores del entorno presidencial esto les molestó, a los trabajadores de su provincia (donde se concentra el grado más alto de desocupación) los rebelará forzosamente, porque para que Duhalde sea un candidato útil para el imperialismo, debe aplicar a fondo la Reforma del Estado, la racionalización y privatización de la administración, la educación y la salud públicas.


Esto por supuesto ya está caminando en varios distritos y ha provocado reacciones como las asambleas de municipales en general Sarmiento o la toma del palacio municipal contra los despidos.


Es que según la Ley 11685:“de régimen transitorio de empleados municipales” (aparecida en algunos distritos como Escobar recién a mediados de octubre), de aplicación progresiva hasta el 31/12/96, se acentuarán los despidos  en la administración pública provincial.


La Ley plantea la apertura del listado para retiros voluntarios y, en cuanto a la indemnización, “la modalidad de pago” en tiempo y forma será establecida de acuerdo a las posibilidades económicas de cada municipio (si están en rojo, ¿cobrarán en bonos?).


Los trabajadores tienen que presentar una declaración jurada denunciando si, aparte del empleo municipal, tienen algún otro empleo público.  En el caso de tenerlo, por más que éste no implique superposición horaria con el cargo municipal ni ninguna otra situación de excepción, serán cesanteados del municipio.


Los empleados públicos de la provincia también debemos prepararnos. Movilizarnos y mantenernos en estado de Asamblea, para no permitir que pase ningún despido.

También te puede interesar:

"Haz lo que yo digo pero no lo que yo hago".
El IVA representó una de las principales fuentes de ingreso tributario durante el 2021.
Mientras tanto, se desploma el consumo popular.
Se derrumban los haberes previsionales y sube el dinero para las empresas de energía. 
En el marco de una inflación sin techo y de una devaluación que se acelera. Escribe Eduardo Salas.