02/04/1998 | 579

¿El Banco Mundial le bajó el pulgar a Bussi?

Desde estas páginas hemos reiterado la importancia descomunal que tiene el conflicto por el cese de la concesión del servicio de agua en la crisis provincial, incluso mucho antes que detonara la crisis por la cuenta suiza. La Gaceta acaba de informar (25/3), que en un diálogo privado los Directivos de la Compañía (francesa) General de Agua, «reconocieron que si la Nación interviene a la provincia y asume un delegado peronista, podrían renegociar su permanencia en Tucumán y desistir de su demanda en el Consejo Internacional de Arbitraje (CIADI). Al día siguiente, el Gerente de Asuntos Generales de Agua del Aconquija, del pulpo francés C. G. de E. «ratificó la postura de la empresa de rechazar el decreto … rescindiendo el contrato de concesión» … y denunció que el gobierno de Bussi «será responsable de todos los daños y perjuicios que su mora produzca en la compañía»(ídem, 26/3).


A todo esto, el mismo gobierno acaba de confirmar que el Banco Mundial no hará efectivo el crédito que estaba previsto para financiar los despidos en la administración pública, lo cual lo deja en cesación de pagos. El secretario de Hacienda señaló que se apelaría a créditos de la banca nacional, pero este recurso está agotado por falta de garantías.


Todo indica, entonces, que el BM y el pulpo francés C. G. de E. habrían decidido bajarle el pulgar a Bussi. Las alternativas en danza son la sucesión del vicegobernador Topa, que fogonean un sector de FR y la Multipartidaria, o laIntervención Federal. El PJ está dividido.


En cualquiera de los casos, la salida impuesta por el BM implicará nuevos ataques a las masas, pues su ‘plan’ prevé 5.000 cesantías, la ‘reforma laboral’a la docencia y la sanidad, y la ‘autogestión’ hospitalaria.


En este cuadro y a pesar del diluvio que, prácticamente castigó a toda la provincia durante todo el 24, se realizó una nueva movilización popular para echar a Bussi y por la anulación de las leyes de impunidad. Pero en la Plaza Independencia se expresaron tres convocatorias. La más importante fue la de los organismos de derechos humanos respaldada por la Multisectorial Contra la Impunidad y la Coordinadora Autoconvocada. Una columna de unas 3.000 personas ingresó a la plaza compuesta fundamentalmente por jóvenes (hubo una importante presencia de delegaciones de varias facultades, pero también se hicieron presente algunos colegios secundarios) y las delegaciones de los partidos de izquierda.


Una segunda marcha, ésta de silencio, la realizaron sin mayor trascendencia los gremios docentes. Se concentraron en el centro de la Plaza. Allí la dirigencia repudió a Bussi, aunque acababa de pactar una tregua en la lucha, a pesar de no haber logrado ninguna reivindicación.


La tercera concentración fue de la Multipartidaria (PJ, UCR, y Frepaso) que reunió a unas 1.500 personas frente a la Catedral (bien lejos de la casa de gobierno) en la que intervinieron 9 oradores de los partidos patronales y el Ptp (ver nota aparte), para ratificar «la defensa de las instituciones» y la vía del juicio político (Este no tiene formalmente ninguna posibilidad, porque la oposición no cuenta con los dos tercios, necesitaría los votos de una eventual disidencia del bussismo). Ese mismo día las bancadas de la Multipartidaria habían pactado con FR patear una sesión que debía recibir el informe de la Comisión investigadora para el viernes 27.


La Multisectorial y la Coordinadora se van a reunir el sábado 28 para una campaña de actos en el interior y en las distintas facultades, preparando por esa vía nuevas movilizaciones, para que el desenlace de la crisis no quede en manos de los monopolios.