02/01/2014 | 1299

El Concejo Deliberante aprobó proyecto del PO


En sesión extraordinaria, el Concejo Deliberante aprobó el proyecto de ordenanza presentado por nuestro bloque frente al problema del agua.


En las últimas semanas, nuestra ciudad ha recibido poca o nula presión de agua corriente. En algunos sectores, directamente no llega el servicio. En la desesperación, el agua traída por los camiones para higiene es utilizada para el consumo. En barrio Copello por ejemplo, se ha habilitado el tanque histórico de la plaza, el cual tiene el viejo sistema de extracción de las napas sin proceso de potabilización ni higiene. EstE agua está siendo utilizada para todo, ya que los bidones de agua potable están por encima de los 27 pesos. Esto traerá consecuencias serias a la salud de la población.


El gobierno provincial anunció hace casi dos años la construcción del Acueducto del Gran Rosario. Esa obra abastecería a las localidades de nuestra región. Fue tapa de diarios y festejado por los funcionarios del gobierno provincial con bombos y platillos. Ahora, el inicio de la obra fue postergado ¡para comienzos del 2015!


El municipio


El gobierno municipal de Capitán Bermúdez decretó la emergencia hídrica, pero su “salida” ha sido habilitar el tanque de Copello, colocar sus ojos en el de Villa Margarita y pensar en más “pozos”. Nuestra ciudad no tiene cloacas y sus napas están contaminadas, con el agravante de tratarse de una zona industrial.


No se está llevando adelante relevamientos de ningún tipo. Es urgente atender las familias donde se encuentren enfermos, niños y ancianos. Es importante confeccionar un mapa de riesgo, para distinguir los graves problemas y que permita actuar rápidamente.


Nuestro proyecto


Lo que señala el proyecto es la necesidad de un Comité de Emergencia integrado por los concejales, vecinos damnificados y profesionales que rápidamente se ponga a trabajar en un relevamiento de la situación, confeccionando un mapa de los sectores más afectados y un presupuesto que –sobre la base de un aumento de tasas a grandes contribuyentes como, por ejemplo, Celulosa- para hacer frente a la provisión permanente de agua potable a todas la familias hasta que se resuelva el problema de fondo.


Asimismo, la ordenanza aprobada exige al gobierno provincial la culminación del Acueducto Gran Rosario, una solución definitiva al problema del agua no solo de nuestra localidad sino también de ciudades vecinas como Granadero Baigorria, Fray Luis Beltrán y San Lorenzo.


El proyecto fue aprobado por mayoría y no por unanimidad, ya que el oficialismo no lo acompañó. Movilicémonos por el abastecimiento de emergencia y por una salida de fondo a la crisis del agua.