Políticas

18/9/2003

|
817

El estallido de IU en Mendoza

La formación del Frente Amplio del Trabajo y la Producción, con el PS, el PI y el PH, y las candidaturas del socialista Manuel Liberal y del dirigente de la pequeña y mediana empresa Tarditti, rompió el acuerdo entre el PC y el Mst, aunque sin disolver Izquierda Unida. El Mst había negociado su incorporación hasta último momento, pero al final decidió presentar candidatos propios.


El argumento de los dirigentes del Mst es que “no aceptamos un frente mientras el PS no rompa su acuerdo con la Ucr en el departamento de Rivadavia”. De acuerdo a esto, la política del PS en el departamento de Rivadavia, uno de los más chicos de la provincia, tiene más importancia que la política del PS a nivel nacional, donde forma parte del gobierno aliancista de De la Rúa-Cavallo-Ibarra y apoya abiertamente al gobierno de Kirchner (justo cuando éste se arrodilla frente al FMI para pagar la deuda externa a como dé lugar y promueve la realización en nuestra provincia del imperialista operativo militar “Aguila III”). La posición del Mst de Mendoza desnuda el carácter de colaboración de clases y patronal del frente de IU (y el Mst) con el PS en los restantes distritos. Convierte a IU en completamente incompatible con una política socialista y revolucionaria. A esto se contrapone el ejemplo del Chaco, donde la “Unidad de los Trabajadores y la Izquierda” encarna la unidad política del pueblo trabajador en lucha.