19/07/2007 | 1001

El FIT lucha contra la censura

Inauguramos el local en alta Córdoba

El viernes 13 inauguramos el local del PO en el barrio Alta Córdoba con la realización de una exitosa mesa-debate sobre la “libertad de expresión en el arte de Córdoba”.


El panel estuvo constituido por Alfonso Barbieri (artista plástico y músico), Eugenia Cabral (escritora y presidenta de la Sociedad de Escritores de Córdoba), Carlos Moreno (docente y candidato a legislador por el FIT) y Eduardo Salas (candidato a vicegobernador por el FIT).


Tanto las disertaciones como el debate giraron alrededor de los gravísimos hechos sufridos por el artista Barbieri, cuando a comienzos de junio un grupo ultracatólico y ultraderechista, encabezado por el cura Julián Espina, entró al Centro Cultural Municipal España-Córdoba y destrozó sus obras aduciendo que “ofendían la moral”. El único apoyo que tuvo entonces Barbieri no provino de las autoridades del Centro Cultural, sino de los trabajadores de la entidad. A todo esto, Luis Juez y sus personeros políticos cerraron la muestra, poniéndose del lado del cura en contra del artista. Peor, realizaron una fuerte campaña para que Alfonso no pudiera denunciar los hechos en los medios de comunicación.


No se trata de un caso aislado. Juez y los suyos cargan con una larga lista de violaciones a la libertad de expresión: cierre de la muestra “Navidad: 10 artistas, 10 miradas” en 2004; persecución y encarcelamiento del grupo Urbomaquia en 2005; amenazas de muerte al músico Gonzalo Biffarella y la bailarina Sonia Gili en 2006; acoso y desalojo constantes que sufren los artistas callejeros…


Con la presencia de trabajadores, estudiantes, sectores intelectuales y de la cultura, el flamante local del PO quedó abarrotado. Un rico debate cuestionó el papel que juegan la Iglesia, el Estado y los capitalistas de los medios de comunicación para que no exista una verdadera libertad de expresión.


Coincidiendo con el lanzamiento de la Prensa Obrera Nº 1.000, Eduardo Salas expresó que una de las formas de luchar contra la censura era extender y fortalecer la Prensa como canal de información y organización de los trabajadores. Se vendió una gran cantidad de periódicos, algunos abonados a 10 pesos…


La mesa-debate puso al desnudo la responsabilidad de los Juez, los Martí y los Schiaretti en la censura cotidiana que sufren los artistas y en la inexistencia de espacios destinados a la cultura popular. Ha servido para robustecer la intervención del PO en el plano cultural y para dar un mayor impulso a la campaña del Frente de Izquierda y los Trabajadores.

También te puede interesar:

Las llevó adelante el padre de uno de los policías implicados en el asesinato. 
Dramático testimonio de la hija de un paciente de coronavirus que desde hace días espera por una cama en terapia intensiva.
Basta de amenazas contra Verónica Reyes.
La disputa no puede ocultar que no hay grieta a la hora de aplicar el ajuste fondomonetarista, y de defender los intereses patronales.