17/07/2018

El FPV-PJ respalda el autoritarismo del intendente de General Godoy

En el Concejo Deliberante, el bloque oficialista amparó las agresiones de Luis Ivancich contra el concejal Gabriel Musa (PO), así como las dilaciones en el tema de la basura.

El lunes 16 de julio se realizó una nueva sesión del Concejo Deliberante de la localidad rionegrina de General Godoy. El orden del día consignaba dos puntos: el basural a cielo abierto y la agresión del Intendente Luis Ivancich (PJ) al concejal del Partido Obrero Gabriel Musa.


El bloque del FpV-PJ postergó, una vez más, la salida de una ordenanza exigiendo el inmediato traslado del basural, argumentando que se debía esperar una propuesta del Ejecutivo, sobre la base de medidas supuestamente en ejecución. En realidad se referían a vagas promesas del Intendente, que en una reciente entrevista radial planteó la posibilidad de llevar la basura domiciliaria a la vecina ciudad de Villa Regina -con la que no existe aún ningún convenio- con un camión compactador que aún no se compró. Nuestro Concejal denunció que, aunque se pusiese en marcha este hipotético acuerdo con Villa Regina, se refería exclusivamente a la basura generada de aquí en más… quedando aún pendiente el tema central del traslado del actual basurero, foco de contaminación para centenares de familias que viven a escasos metros del mismo; y exigió que se votara sobre tablas el proyecto de relocalización  presentado por nuestra bancada hace más de tres semanas, lo que fue denegado por el bloque oficialista -que imponiendo su mayoría resolvió, por enésima vez, “pasarlo a comisión”.


Esta nueva obstrucción del oficialismo desató el enojo de los vecinos presentes. Ante una nueva chicana del presidente del Concejo, que solicitó a los vecinos que interviniesen “sin banderías políticas”, una vecina le contestó que "yo tengo bandera política, soy del mismo partido que el Intendente y el Presidente del Concejo, y quiero expresar que estoy absolutamente avergonzada de haberlos votado". Continuó reprochándole al oficialismo que “hace ya un mes que vinimos exigiendo soluciones y nos siguen bicicleteando una y otra vez”, para terminar denunciando que “la ausencia de varios vecinos esta noche se debe a que punteros del municipio recorrieron el barrio amenazando con no entregar vales de garrafas y leña a quienes viniesen a reclamar por el basurero”.


Al abordarse el siguiente punto de la reunión, el concejal del PO reclamó que el Concejo se expida repudiando la agresión de Ivancich contra él y planteando su separación preventiva del cargo, hasta tanto la justicia se expida. Señaló que esta es la cuarta denuncia que se le hace al intendente por agresiones físicas a distintas personas en el ejercicio de su función, y que todas ellas están “cajoneadas” en la justicia. La propuesta recibió el apoyo del edil de la UCR. El PJ-FPV se negó a expedirse argumentando la necesidad de esperar un fallo judicial y votó no tomar medidas. De esta manera la bancada oficialista se sumó al cómplice silencio del PJ-FPV a nivel provincial.


Los vecinos presentes –que seguían llegando- denunciaron el despliegue de una numerosa fuerza policial en inmediaciones del Concejo Deliberante, en una clara actitud intimidatoria. Interpelado el subcomisario Ceballos, presente en la sesión, sobre los motivos de tan excepcional operativo, adujo que era de rutina (¡!) Musa denunció que el pasado viernes, en ocasión de la Conferencia de Prensa y acto de repudio a la agresión del Intendente convocados por el PO en la puerta del Municipio, también hubo un inusual despliegue de decenas de policías en los alrededores, mientras que 15 efectivos más permanecían escondidos en el interior del mismo. Tras denunciar “la clara intencionalidad política de presentar al PO y a los vecinos que reclaman por sus derechos como violentos, cuando acá el único violento es el Intendente Ivancich”, el concejal responsabilizó al ejecutivo municipal y a la policía por cualquier agresión que sufran los vecinos en lucha y los militantes locales del PO -tras lo cual el subcomisario se retiró junto al personal policial presente.


La sesión puso de manifiesto un oficialismo alineado a rajatabla con las decisiones del  Ejecutivo, amparando incluso los métodos violentos y patoteriles del intendente; y habilitando de hecho futuras agresiones contra los vecinos que reclamen y los partidos y concejales que los apoyen.


El FPV-PJ dirige el municipio como una empresa al servicio de sus intereses patronales y desconociendo las reivindicaciones populares más elementales. En contraposición con ello, Gabriel Musa ha colocado -desde el inicio mismo de su gestión como concejal- la banca obrera y socialista al servicio de todos los reclamos populares, ayudando a la organización de los trabajadores y vecinos en defensa de sus derechos, en la firme convicción de que este camino, de independencia política  de los partidos patronales, es el único  que garantiza la conquista de nuestros derechos y reivindicaciones.


Convocamos a los vecinos de General Godoy a seguir transitándolo juntos.

En esta nota

También te puede interesar:

Exigimos presupuesto para las víctimas de violencia de género.
Se fortalece un reagrupamiento antiburocrático en UnTER.
El PdT libró una importante lucha política.
Norma Dardik cruzó a la gobernadora Carreras, que anunció, con biblia en mano, casas y obra social para pastores/as evangélicos/as.
En el marco de una jornada de lucha provincial exigiendo trabajo genuino y planes de viviendas.