05/07/2021

El Frente de Izquierda – Unidad inscribió su alianza en Santa Fe

Vamos por listas únicas para enfrentar a los dos bloques que nos hundieron en la pobreza.
fit-u santa fe izquierda partido obrero

El día de ayer, el Frente de Izquierda Unidad inscribió alianzas en las provincias de Santa Fe. La coalición quedó integrada por el Partido Obrero, el PTS, el MST e Izquierda Socialista, agrupando así a la enorme mayoría de la izquierda provincial en torno a un programa de salida a la crisis.

Ante las diferentes realidades legales de cada partido, a nivel provincial se presentó la alianza entre el PO y el MST, en tanto el PTS se incorporó en los municipios de Rosario, San Lorenzo, Villa Constitución, Santa Fe Capital y Villa Gobernador Gálvez. Queda por delante la inscripción de listas de candidatos para cargos provinciales -concejales en todos lados, e intendentes en algunas localidades- el próximo 9, ante las autoridades partidarias, y el 12 ante la justicia.

La batalla que tendremos que librar en Santa Fe no es menor. Crece el descontento social en los barrios contra el ajuste de los gobiernos y es responsabilidad de la izquierda plantear un programa de salida que parta de cambiar de raíz la orientación social que tienen los Fernández, el gobernador Omar Perotti, el intendente Pablo Javkin y todos los gobiernos, que parten de beneficiar a un puñado de cerealeras, a pulpos industriales como Acindar y a un sistema financiero que es el canal de lavado del narcotráfico, junto con los puertos privatizados.

Desarrollar por qué es necesario una banca única estatal, nacionalizar los puertos y tener el monopolio del comercio exterior, terminar con el latifundio y el actual modelo sojero, dejar de pagar la usuraria deuda externa, como medidas básicas para aumentar salarios y jubilaciones y generar un verdadero plan de empleo; es una tarea de paciente explicación que choca de frente con el «internismo» que proponen aquellos partidos que apuestan a las Paso.

Abajo el régimen proscriptivo

A las dificultades generales que supone un aparato electoral dominado por partidos patronales, se suma que en Santa Fe rige un sistema proscriptivo que perjudica a la izquierda. Las listas deben superar el 1.5% de los votos del padrón electoral para superar las Paso y llegar a las elecciones generales, un piso que no se corresponde con la verdadera participación electoral. En medio de una pandemia, este piso de por sí expulsivo se verá agravado -como viene sucediendo en las elecciones adelantadas de Misiones y Jujuy- por una caída de la participación electoral.

Esta barrera afectó en el pasado a todos los partidos que integran el FIT-U en Santa Fe, que debimos recuperar nuestras legalidades en las difíciles condiciones impuestas por la pandemia y el colapso sanitario al que nos llevaron quienes gobiernan. El tema es caro, considerando que algunos partidos directamente no cuentan con legalidad, y otros con una legalidad recortada.

El problema se agrava debido a la «ley de umbrales de las alianzas electorales» en la provincia. Según la misma, no solo se debe superar el piso como alianza para poder participar en las elecciones sino que además las partes integrantes deben a su turno superar un piso de votantes (1.5%), lo que plantea la exclusión lisa y llana de quien no lo supere en las listas definitivas y, peor aún, que se caiga la alianza en su conjunto debido a que alguna de sus partes componentes no lo haga. Como todas y todos los compañeros del FIT-U saben, esto ya ocurrió en el pasado. Emprender este camino es liquidacionista, es una politica de autoproscripción de los partidos que representamos a sectores de la clase obrera.

Por una gran campaña del FIT-U contra los partidos del sistema. Por listas únicas

En menos de una semana las alianzas inscritas tienen que presentar su lista de candidatos. Para el Partido Obrero el punto de debate es cómo estructuramos nuestras fuerzas en un frente único del FIT-U que enfrente al gobierno ajustador y a la oposición patronal, que va desde la derecha de Cambiemos al falso progresismo del Frente Progresista, que integra la UCR, que va a las elecciones municipales dividida entre el PRO y el apoyo al Partido Socialista. El PS tiene el mismo derrotero, como Roy Cortina, que se integró a las listas del PRO en Ciudad de Buenos Aires. Antes, gobernó la provincia con el libreto de Macri (2015-2019).

Necesitamos concentrar nuestros esfuerzos en denunciar el régimen de hambre y miseria que nos viene gobernando. Desenmascarar la mentira del «derrame» en una Santa Fe que concentra 80% de las exportaciones del país y también dos de los conglomerados urbanos con más desocupados. Ganar a la vanguardia de lucha obrera, juvenil, de la mujer, ambiental, a la lucha política por una alternativa de los trabajadores. Traducir el descontento social en una movilización política contra los gobiernos que aplican los planes del FMI.

En este punto disentimos con las y los compañerxs del MST que han inscripto la alianza planteando ir a las Paso como método para ordenar candidaturas. Estamos en contra de jerarquizar la competencia interna por candidatos por sobre las verdaderas preocupaciones que tiene la clase trabajadora en medio dolorosas privaciones. Llamamos a los y las compañerxs del PTS e IS a cerrar filas en la defensa del FIT-U en Santa Fe (como en todo el país, pero más aún por las condiciones políticas y legales de la provincia) para golpear como un solo puño mediante listas unitarias.

Frente de Izquierda, chau el centroizquierda

La política del Partido Obrero es impulsar un Frente de Izquierda – Unidad como bloque político claramente diferenciado del centroizquierda de Carlos Del Frade y Ciudad Futura, que son tributarios del Frente de Todos. Vienen de votar en Rosario la emergencia en el transporte, que solo le sirvió al gobierno municipal de Javkin, y a Perotti, para recortar el servicio de colectivos y aplicar un boletazo. Ciudad Futura, totalmente entregada a la corrupción de la «vieja política», votó con una mano el tarifazo en la TGI mientras que con la otra eximía sus «distritos» de pagarlo. La izquierda de las luchas debe recuperar su espacio político contra estas variantes usurpadoras.

En medio de las rebeliones populares que se están sucediendo en América Latina y frente al crecimiento del descontento social, entendemos que la tarea es cerrar las listas únicas y lanzar una gran campaña obrera y socialista. Insistimos en nuestra propuesta de realizar un congreso del Frente de Izquierda – Unidad, que reúna a la militancia y a todos los sectores que enfrentan estas políticas ajustadoras.

También te puede interesar:

Soledad Díaz y Emanuel Berardo encabezan una lista que expresa un proceso de lucha y organización contra el ajuste.
El FIT-U como única alternativa a los que hunden el país y la provincia.
Desde Jujuy y Misiones hasta Tierra del Fuego y Santa Cruz.
Organizado por el Polo Obrero, con la precandidata a diputada nacional Carla Deiana.