19/10/2021

Debate candidatos La Plata: el FIT-U denunció la política fondomonetarista “a ambos lados de la grieta”

Daniel Rapanelli participó del debate de candidatos a diputados provinciales en La Plata.

El debate de candidatos a diputados provinciales por la octava sección electoral bonaerense (La Plata), organizado por el multimedios Grupo Cielo, tuvo una fuerte repercusión en la ciudad capital de la provincia de Buenos Aires y en los principales medios periodísticos nacionales. Del debate de cara a las elecciones del 14 de septiembre participaron los candidatos a legisladores de Juntos, el Frente de Todos, Vamos con Vos y Daniel Rapanelli por el Frente de Izquierda Unidad.

A lo largo de la hora que duraron las exposiciones y preguntas a los candidatos, y aún con los límites de un formato que no permitía la repregunta y polémica directa, el Frente de Izquierda Unidad denunció la política fondomonetarista “a ambos lados de la grieta”, y el cogobierno legislativo entre peronistas, massistas, del PRO y radicales que votaron conjuntamente todas las leyes fundamentales del ajuste y endeudamiento, y dieron su aval a la prórroga del presupuesto de tierra arrasada de Vidal durante todo el 2020.

En Twitter, los convocantes al debate sintetizaron el planteo desarrollado por el candidato del FIT-U con el siguiente mensaje: “El Frente de Izquierda Unidad es el único que en esta elección coloca en debate el rechazo a la precarización laboral, el rechazo al ajuste y el rechazo al pago de la deuda externa”. Toda una divisoria de aguas cuando los candidatos del Frente de Todos, Juntos y Vamos con Vos obviaron referirse al canje de bonos de la deuda externa bonaerense que pactó Kicillof, después de haber reconocido integralmente la hipoteca de 12 mil millones de dólares dejada por Vidal y Scioli.

El camporista Archanco, del Frente de Todos, y Damero, del randazzismo, convalidaron, al igual que Perechodnik, de Juntos, el uso de las pistolas Taser que habilitan las Bullrich y los Berni. Frente al rechazo rotundo del candidato del FIT-U, Archanco intentó reacomodarse “pidiendo” que previo al uso de las Taser el personal policial sea “capacitado”, como si la electrocución de una persona (que puede ser letal) fuese una cuestión de “instrucción”. Rapanelli denunció que no hay seguridad ciudadana con el represor de Guernica y encubridor del gatillo fácil, Sergio Berni, a la cabeza de la maldita policía, la Bonaerense.

Perechodnik, quien ganó la interna de Juntos en La Plata, a cuenta de Santilli, es un todo terreno. El actual consultor de empresas supo ser asesor de campaña de Scioli y más tarde funcionario provincial de primera línea de Vidal. El candidato del PRO habló sobre educación para cuestionar el “cierre de escuelas” en pandemia, omitiendo el fracaso tanto de la virtualidad como de la presencialidad por falta de inversión, recursos y presupuesto. Un agravado del desastre vidalista que provocó los crímenes laborales de Sandra y Rubén. El CEO de negocios hizo borrón y cuenta nueva con el desvío del Fondo Educativo que llega a la Municipalidad de Julio Garro, y no dijo, obviamente, una palabra sobre la precarización laboral y educativa que promueve la Dirección de Escuelas y la ministra kicillofista Ávila.

Preguntado sobre el primer proyecto de ley a llevar a la Legislatura bonaerense, el candidato del Frente de Izquierda Unidad señaló que en defensa de los trabajadores y de la docencia se opondrá, como lo viene haciendo la Izquierda y los sindicatos clasistas, a la precarización laboral, la degradación del salario, los contratos basura y a la extensión de la jornada laboral. Daniel Rapanelli denunció que el Estado bonaerense es el primer precarizador del empleo, y la docencia, el sector donde más avanzaron los “programas” precarios, a término, sin derechos, licencias ni vacaciones, y con salarios diferenciados a la baja. No hay jerarquización de la educación sin presupuesto y nacionalización del sistema educativo.

El debate sirvió para exponer el cogobierno legislativo y municipal de Juntos y el Frente de Todos. Rapanelli se comprometió a obstaculizar desde adentro de la Cámara, y en la calle con la movilización de los trabajadores, el proyecto privatista de “Sociedad de Estado” para el Astillero Río Santiago, que ya tiene media sanción en diputados y que lleva las firmas del FDT y de Juntos por el Cambio. En el cierre, y apuntando a una foto donde estaban Cristina, Macri, Alberto Fernández, Massa, Kicillof y Vidal, el candidato del FIT-U denunció a todos representantes políticos patronales que gobernaron las últimas décadas como responsables del fracaso nacional y el hambre en el país y la provincia.

Con excepción del FIT-U, todos los candidatos hicieron la vista gorda a los 75.000 platenses expulsados la periferia de la ciudad y condenados a vivir en asentamientos precarios y sin servicios. Rapanelli denunció a las intendencias de Garro, a Bruera y Alak como gobiernos municipales de distinto “signo” que tienen en común gobernar al servicio de los pulpos y constructoras que dominan el mercado inmobiliario. Poner en valor La Plata, dijo, es reorganizar la capital provincial como ciudad de los trabajadores y no de los especuladores.

Para finalizar, el dirigente del PO, que es también secretario general del clasista Suteba Ensenada, sindicato partícipe de las movilizaciones convocadas por la Asamblea del Barrio El Rincón, llamó a votar por todos y todas las candidatas del Frente de Izquierda Unidad, tomando el reclamo de los vecinos que exigen la construcción de la salita y el jardín maternal, y denunciando que los concejales del Frente de Todos, entre ellos Archanco y la ahora exconcejala Tolosa Paz, votaron junto a los ediles de Garro la cesión de tierras fiscales al Arzobispado.