03/12/2020

El gobierno del Chaco convoca a estatales a pasarse a las filas policiales

Mediante el decreto 1751/20, el Gobierno provincial autorizó la incorporación de 150 empleados de la administración pública provincial al Instituto de Educación Superior de Formación Policial y Seguridad Pública y ya están abiertas las inscripciones para pasar a integrar la fuerza de seguridad policial del Chaco. Este es otro paso más del gobierno en el reforzamiento del aparato represivo, en un contexto de un brutal ajuste y luchas a diario de los trabajadores por las condiciones laborales, salariales y el pase a planta en los distintos Ministerios.

Mientras el personal de la salud, geriátricos, registro civil, educación y cultura se organizan para reclamar el pase a planta, el gobierno provincial decide priorizar a las fuerzas policiales a través de un decreto, abriendo una libre inscripción para que empleados estatales puedan pasarse a las fuerzas de seguridad y percibir una mejor remuneración.

El gobernador Jorge Milton Capitanich señaló que destinará los recursos de los distintos Ministerios a las fuerzas de seguridad y definió que «los recursos humanos que se necesitan deben aflorar sobre la base de los existentes dentro del sector público».

Esta decisión del ejecutivo provincial se da en un contexto de brutales represiones, apremios ilegales, torturas, abusos, todo tipo de violaciones de los derechos humanos, situación que se agrava en el interior con las organizaciones sociales, campesinas u originarias. Por eso el gobierno puso al represor Acuña como Jefe de la Policía, liberaron a los policías torturadores y abusadores de la Comisaría Tercera de Fontana, le armaron una oficina a su medida dependiente del ejecutivo al represor Olivello para que reprima las manifestaciones y desaloje los terrenos ocupados por los sin techo. En medio de importantes luchas por el salario, la comida, el trabajo, la vivienda o algo tan elemental como lo es el agua, el gobierno de Capitanich profundiza el fortalecimiento del aparato represivo. Llamamos a todas las organizaciones sociales y de derechos humanos y a la sociedad en su conjunto a continuar con la unidad en la lucha por el pase a planta y el fin de la precarización laboral, por el pago de la cláusula gatillo para la tan golpeada docencia chaqueña, fuera el represor Olivello, ni ajuste ni represión.

 

 

También te puede interesar:

Un triunfo popular que deja en claro la necesidad de un plan de lucha para conquistar los derechos de las y los trabajadores.
No votamos la ley, pero a instancias de Aurelio Díaz se incluyó la responsabilidad del Estado.
Por el salario, contra la reforma laboral encubierta y en defensa de la escuela pública.
Inmediata liberación de los detenidos.