01/09/2021

El gobierno, sostén del boom bursátil de las precarizadoras Edenor y Edesur

Una de las noticias rutilantes del gobierno de Alberto y Cristina de esta semana es el boom de las acciones de las empresas argentinas en la Bolsa de Nueva York, y también en el circuito especulativo argentino del Merval, especialmente de las empresas eléctricas, ubicadas a la cabeza de la precarización laboral del país.

Las acciones de Edenor se destacaron por sus fuertes subas, con un alza del 21% en Wall Street, mientras que en la bolsa lideró con un 13%. Detrás de Edenor, las ganancias brotaron también para las demás energéticas, como Edesur, Transener, Transportadora Gas del Sud, Pampa Energía, Transportadora Gas del Norte y Central Puerto.

Los enviones para esta fiesta de especuladores fueron los rumores de acuerdos del gobierno nacional con el FMI, el cierre entreguista de Axel Kicillof con los bonistas y acreedores en la provincia de Buenos Aires, y la certeza de los operadores de que el gobierno peronista juega en favor de los intereses de las empresas energéticas y eléctricas, como por ejemplo con Edenor, liderada por Daniel Vila, José Luis Manzano y Mauricio Filiberti, empresarios allegados al gobierno (La Nación, 30/08).

Refuerza esta especulación del gran capital el lanzamiento de nuevas licitaciones para ampliar el volumen de producción de gas mediante una nueva ronda de licitaciones del “Plan Gas”, que garantiza enormes beneficios a los pulpos petroleros: un precio por millón de BTU un 50% por encima de lo que reciben actualmente en el mercado, y acceso privilegiado al mercado de cambios, entre otras prebendas. Esto, a su vez, asegura volúmenes adicionales para la generación de energía eléctrica, y un mayor margen de ganancia para las empresas transportadoras y distribuidoras de energía eléctrica.

Pago al FMI, timba financiera y subsidio a las grandes energéticas

La lucha de campeonato entre el gobierno y la derecha de Cambiemos para atribuirse el mérito por esta fiesta del crecimiento de las acciones -el primero diciendo que se debe al supuesto “boom productivo” que defienden funcionarios y burócratas de la CGT y de la CTA, la oposición porque las encuestas darían un acercamiento de su votación a la del FdT que alienta la “lluvia de inversiones”- pinta de cuerpo entero que ambos son hijos del FMI.

Las palabras de Victoria Tolosa Paz de que “hay que acabar con la timba financiera y con el FMI y el pago de la deuda” para dar paso a la producción son un engaño a los votantes y un encubrimiento de que van a fondo con un plan de 20 años de subsidio a los grupos capitalistas y de profundización de la pobreza y de la precarización laboral.

En este cuadro, en el primer semestre, aún cuando Edenor presentó que había tenido pérdidas en sus ganancias, los beneficios del pulpo superaron los 47 mil millones de pesos.

Probablemente más cerca de la verdad que el monopolio de Vila Manzano, Edesur informó que recaudó un 31% menos como consecuencia del congelamiento de tarifas, pero que en el primer trimestre obtuve mayores ganancias iguales a 246 millones más, que crecieron 243% en la comparación interanual. Edesur destacó: “A pesar del menor resultado operativo registrado, el resultado del período mejoró respecto del de igual período del año anterior, debido fundamentalmente a una mayor ganancia por ajuste por inflación y al efecto de la ganancia reconocida en el impuesto a las ganancias, compensado parcialmente por mayores costos financieros netos” (Ámbito, mayo 2021).

El Ministerio de Trabajo avala los despidos y precarización laboral de Edesur y Edenor

Los negocios de los pulpos energéticos “vuelan” en términos de los calificativos planteados por los medios de comunicación en estos días. No hay -aún en medio de la pandemia y de la aguda crisis económica en la que han hundido al país- motivo que justifique los despidos masivos de Edesur en detrimento de los trabajadores de EMA, tercerizados que fueron cesanteados por su reclamo de terminar con la precarización laboral gracias a la cual el pulpo amasa fortunas reduciendo el salario a la tercera parte de los trabajadores de convenio e imponiendo jornadas laborales extenuantes y sin condiciones de cuidado laboral.

La lucha tenaz de los trabajadores de EMA, con sus movilizaciones, cortes, bloqueos a los galpones se presenta como una traba para el avance en la flexibilización laboral que Edesur defiende y que todas las patronales y el gobierno quieren profundizar. Repudiamos la acción del Ministerio de Trabajo de Alberto y de Cristina que en las audiencias arrancadas por la lucha le responden a los trabajadores que acepten las indemnizaciones, actuando alevosamente como agentes de la empresa.

 

 

También te puede interesar:

Silencio y complicidad de Cristina. Escribe Pablo Heller.
Del Puente Pueyrredón a la intervención en Río Turbio.
El gobierno desembolsará U$S1.800 millones la semana que viene para el pago de la deuda.
Las tareas de los trabajadores y la izquierda.