21/06/2007 | 997

El invierno de Kirchner

Sin luz, sin gas, sin leche

“No me van a doblar el brazo”, dijo Kirchner cuando los docentes santacruceños ganaban las calles contra dos décadas de congelamiento salarial.


“No me van a doblegar”, repitió cuando el pueblo, en Plaza Constitución, hizo sonar el escarmiento contra el “amigo” Taselli.


Las “advertencias” del Presidente no faltan cuando se trata de condenar —e incluso reprimir— al reclamo popular.


¿Dónde está Kirchner ahora, cuando en pleno invierno, los monopolios gasíferos están dejando al pueblo sin gas?


¿Dónde está el “reto” presidencial contra los Repsol, Esso y Shell, que han escondido o exportado el gasoil y las naftas para forzar un aumento de sus precios?


¿Qué tiene para decirle Kirchner a los pulpos de la industria láctea, que levantan ganancias fabulosas con la exportación, mientras dejan al pueblo sin leche?


La razón del silencio es clara: la política oficial fracasó.


El Presidente está abocado a armar la “reprivatización” de Repsol con garantía, claro está, del presupuesto público.


También, a poner a salvo a Taselli, vaciador del Roca y de la láctea Parmalat.


El gasoil llegó a 2,50 pesos. Esso y Shell blanquearon el aumento. Las otras petroleras “negocian” las condiciones para proveer gasoil.


Las amenazas de aplicar la “ley de abastecimiento” quedaron en los papeles.


Lo mismo que con la carne y con la leche, se van imponiendo los aumentos.


Moreno y Miceli toleran la “libertad de precios” que reclaman los pulpos.


En medio de esta carestía galopante, hay algo que queda muy claro: el gobierno que nos llama a votar a Filmus, “en nombre de la lucha contra Macri”, está haciendo todo lo que piden Macri, López Murphy o Lavagna.


Nos piden el voto en nombre de una política que fracasó.


Los obreros telefónicos y los de Aluar, al igual que los del Casino y los de Zárate siguen otro rumbo contra los remarcadores y “su” gobierno: la lucha por un salario que cubra el costo de la canasta familiar y contra la tercerización laboral, el trabajo precario y en negro.


Vamos por esta lucha.


Vamos por una alternativa política propia contra los Macri y los Kirchner.


El domingo 24 votemos en blanco en la Ciudad de Buenos Aires.

En esta nota

También te puede interesar:

Un repaso de distintos casos internacionales que desmienten al gobierno y sus operadores.
Desarrollo nacional y contaminación son antagónicos. Abajo el extractivismo.
La ordeñan pero no perforan, un preludio de techo productivo.
Reclaman a Shell, PUMA, Axión, y PYMES de dichas banderas que cumplan con el convenio colectivo de trabajo y los acuerdos paritarios.
La trama de beneficios empresarios detrás de los tarifazos que se vienen.