12/04/2012 | 1217

El juego: Binner, Ibarra, Macri, todos con las manos en la timba

Las revelaciones sobre los vínculos entre los capitalistas de juego y las camarillas gobernantes han despertado algunos «pedidos de investigación» o de informes entre los partidos de oposición. Todos ellos, sin embargo, son cómplices de la fenomenal expansión del juego privado.

En la Ciudad de Buenos Aires, la «ley de juego» (que en 2001 legalizó al Casino de Puerto Madero y habilitó su segunda sala) fue el resultado de un pacto entre Duhalde e Ibarra, cuando éste último contaba con el apoyo político y legislativo de la UCR, y de los «socialistas».

Más adelante, la administración socialista de Binner le habilitó en Rosario un megacasino a Cristóbal López. Por el lado «derecho» de la oposición, hay que recordar que Daniel Angelici, el radical macrista que ganó recientemente la presidencia de Boca, es un connotado empresario del juego que pelea con Boldt y Codere las concesiones de bingos en la provincia de Buenos Aires.

De Macri a Binner, pasando por los radicales, todos están inmersos en la guerra de garitos.

En esta nota

También te puede interesar:

El Covid 19 destapó la olla y derrumbó el mito del sistema público mostrando que el Partido Socialista, y ahora el PJ, permitieron el copamiento capitalista de la salud.
En los próximos días asumirá un nuevo jefe de la policía provincial de Santa Fe, colocado allí por el gobernador Lifschitz. Luis Bruschi será el quinto jefe de policía en 4 años.
Los dirigentes “socialistas” se encargaron de aclarar que solo es una definición para los militantes de su partido y que “no militaran por el voto en blanco”