29/12/2020
CONFERENCIA DE PRENSA

El Plenario del Sindicalismo Combativo y jubilados autoconvocados rechazaron la reforma antijubilatoria frente al Congreso

Se realizó una conferencia de prensa para denunciar la operación del gobierno, al mismo tiempo que tiene lugar una jornada histórica por el derecho al aborto legal.

Con un panel integrado por dirigentes mujeres del movimiento obrero y organizaciones de jubilados autoconvocados, el Plenario de Sindicalismo Combativo y jubilados rechazaron el robo a los jubilados que se pretende imponer en una sesión atípica, mientras el Senado discute la aprobación del postergado derecho al aborto legal, cuya discusión ha sido fruto de un movimiento de lucha en ascenso que ha ganado las calles.

De la conferencia de prensa participó un nutrido grupo de dirigentes sindicales combativas, que dejó por un momento sus posiciones en la vigilia movilizadora por el aborto legal para denunciar lo que caracterizaron como una “pérfida maniobra para robarle la movilidad a 18 millones de personas, jubiladas y beneficiarias de la AUH y planes sociales”. De la movida participaron Romina Del Plá, secretaria general del Suteba Matanza, Mónica Schlottauer de la Unión Ferroviaria Oeste, Ileana Celotto, secretaria general de la AGD-UBA, Mariana Scayola, secretaria general de Ademys, Vanesa  Gagliardi,  también de Ademys, Andrea Lanzette de la CTA Lomas, Natalia González Seligra de la directiva del Suteba Matanza, Gabriela de la Rosa de la Mesa Nacional del Polo Obrero, Marina Hidalgo Robles de ATE Capital, Corriente Sindical 18 de diciembre. Un lugar especial tuvieron las y los representantes de jubilados Nora Biaggio del Plenario de Trabajadores Jubilados, Marta Rosendo de la Mesa Coordinadora Nacional de Jubilados y Pensionados, Fernando Sacarelo de Jubilados de Izquierda y Ana Valverde de la Unión de Jubilados en Lucha, entre otros.

El proyecto del gobierno prevé formalizar un ajuste en los haberes jubilatorios por medio de la modificación de la fórmula de movilidad para desvincular las jubilaciones de la inflación creciente, anclandola a la recaudación y al promedio de los aumentos salariales, siempre a la baja.

Las oradoras denunciaron la integración de las centrales obreras al gobierno, al extremo de apoyar una movilidad jubilatoria confiscatoria de derechos adquiridos y que al divorciar los beneficios jubilatorios y sociales de la inflación, es un pasaporte a la pérdida segura del poder adquisitivo. En la conferencia hubo sindicalistas integrantes tanto de sindicatos agrupados en la CGT como en ambas CTA. Al unísono denunciaron la maniobra de tratar en ambas cámaras en paralelo la movilidad con el derecho al aborto legal que moviliza genuinamente a la ola verde de la que somos parte. Pero la elección del tratamiento en paralelo es para evitar que se produzca una movilización obrera y popular que ponga de relieve que hay una continuidad con el robo a la movilidad de Macri que motivó las jornadas masivas de lucha que enfrentaron la represión de Bullrich. Se reclamó que las centrales rompan con el gobierno y organicen un paro nacional en defensa de las jubilaciones, los salarios y los puestos de trabajo. Varias de ellas relacionaron la confiscación de las jubilaciones con el pacto que el gobierno está tejiendo con el FMI. Reclamaron repudiar la deuda externa para recuperar las jubilaciones. Se reclamó una jubilación mínima equivalente a la canasta de la Tercera Edad y la vuelta del 82% móvil. Desde el lado de los desocupados, plantearon la unidad de ocupados y desocupados contra el trabajo en negro y la precarización laboral para que todos puedan tener un trabajo y una jubilación al cabo de sus vidas laborales.

 

Entre las participantes, Romina Del Plá, secretaria general del Suteba La Matanza y exdiputada nacional por el Frente de Izquierda, señaló que esta acción es parte de las denuncias que vienen realizando desde que este gobierno asumió y bloqueó la movilidad jubilatoria, anticipando este proyecto de ley antijubilatorio que hoy están tratando en la Cámara de Diputados. “Hemos sido los sindicatos dirigidos por las agrupaciones clasistas y combativas, este Plenario del Sindicalismo Combativo y otras expresiones los que hemos planteado que tenemos que rechazar este saqueo y hemos denunciado que significa el robo estratégico de la jubilación, tal cual ha sido conquistada, que es el derecho a un salario diferido”, remarcó como contrapunto de la entrega de la burocracia al frente de la CGT y las CTAs.

Romina planteó como salida que los gobiernos devuelvan la plata robada durante todos estos años de la Anses y las cajas jubilatorias, reponer los aportes patronales disminuidos y el blanqueo de todos las trabajadoras y trabajadores que trabaja en negro o reciben cifras no remunerativas.

Ileana Celotto, secretaria general de la AGD-UBA, denunció que se trata de un golpe al conjunto de los trabajadores y jubilados y que en la cola siguen los regímenes especiales de docentes, investigadores, entre otros, por lo que es necesario un programa del movimiento obrero para derrotar esta ofensiva,  fortaleciendo las organizaciones sindicales y expulsando a la burocracia de los sindicatos.

Por el Polo Obrero tomó la palabra Gabriela de la Rosa, quien manifestó que el robo a los jubilados delata que el gobierno de Alberto Fernández vino a terminar con el trabajo sucio de Mauricio Macri. No perdió oportunidad para referirse a la lucha de miles de mujeres por el derecho al aborto legal, denunciando el carácter criminal de un Estado y un gobierno que liquida las condiciones de vida del pueblo trabajador y avasalla a los jubilados tratando de imponer una “asistencia social a la vejez”.

Entre las organizaciones de jubilados, intervino Nora Biaggio del Plenario de Trabajadores Jubilados, quien señaló que el gobierno de Fernández produjo un “ahorro” de $98.000 millones, sacado de los bolsillos de los jubilados, que utilizan para subsidiar al capital y pagar la deuda externa. En sus palabras, desandó la fórmula que quiere aplicar el gobierno, manifestando que la misma implica una perdida contra la inflación y que ya se proyecta una jubilación mínima de $20.000 para marzo del 2021. “Reclamamos que se restituyan los aportes patronales, que la movilidad sea sobre la base de los aumentos de los sueldos o del aumento de la inflación, lo mejor y de forma automática; reclamamos $50.000 de mínima y que se pague el 82% móvil; reclamamos que todos los trabajadores pasen a contrato en blanco, para terminar con el contrato en negro que no paga las jubilaciones y que se guardan las patronales, y planteamos que se devuelva todo lo que nos robaron”, manifestó.

También reclamó que la dirección de la Anses, las cajas, el Pami y las obras sociales estén en manos de los trabajadores y jubilados. Cerró su intervención defendiendo el aborto legal, seguro y gratuito como parte de la generación de jubiladas que luchó y lucha por este derecho.

Durante la conferencia tomaron la palabra distintas referentes y dirigentes d elas organizaciones sindicales combativas y de las agrupaciones de jubilados, quienes se manifestaron por el rechazo de esta ley antijubilatoria y por la aprobación del aborto legal.

También te puede interesar:

Las y los trabajadores activos y jubilados debemos organizarnos para enfrentar el ajuste en las calles.
Una bofetada a los millones de jubilados que cobran $19 mil.
El dirigente de la CCC y el PCR votó la ley de desindexación de las jubilaciones.
Mientras aún se deliberaba en el Senado por el aborto legal, en la Cámara Baja se consumaba el robo a las jubilaciones.
Casi llegando a las 23 horas y mientras se debate en el Senado el aborto legal, se consumó la reforma antijubilatoria.
Conferencia de prensa del Plenario del Sindicalismo Combativo en Callao y Rivadavia.