Políticas

4/10/2001

|
724

El PO denunció la alianza de Sobisch con las petroleras

El Partido Obrero disparó contra el gobernador Jorge Sobisch por su política de buenas migas con la petrolera y con la Nación. Según el candidato a senador de esa fuerza por Neuquén, Norberto Calducci, las que conducen hoy día en la provincia son las asambleas populares, como ocurrió en Cutral Co, Zapala y ahora en Picún Leufú.


NEUQUEN (AN).- El candidato a senador en primer término por el Partido Obrero, Norberto Calducci, sostuvo que la alianza estratégica del gobernador Jorge Sobisch con las petroleras “fracasó y ha llevado a la provincia a la bancarrota”. Y alentó a todos aquellos que quieren votar contra las petroleras a que “no voten nulo o en blanco” sino por su partido.


A nivel nacional, el PO se unió al Movimiento al Socialismo (MAS) para formar el Frente Partido Obrero-MAS, pero en Neuquén, como el MAS carece de personería, se presenta bajo el nombre de Partido del Obrero.


El PO lleva a Jorge Mora, un vecinalista de Villa Florencia, con experiencia en organizar desocupados, como candidato a concejal en primer lugar por la capital provincial.


Calducci sostuvo que las alianzas estratégicas del gobierno, tanto con las petroleras como con Nación para refinanciar pasivos, “han sido un fracaso, han llevado a la provincia a la bancarrota y han aumentado la desocupación, lejos de crear los 10 mil puestos de trabajo prometidos”.


El PO propone que las petroleras “paguen un impuesto especial por las fabulosas ganancias que se están llevando” y su consigna para los comicios del 14 de octubre es “Neuquén para los trabajadores, no para las petroleras”.


Calducci abogó por la creación de “asambleas constituyentes, libres y soberanas, que asuman el poder político a todo nivel para refundar el país de abajo hacia arriba”. Según expresó, esa propuesta ya se ha verificado en la práctica en sitios como Cutral Co, Zapala y ahora Picún Leufú, “donde el pueblo elige sus representantes al margen de los intendentes y los concejales y busca soluciones por sí mismo a través de las asambleas”.


“En algunos casos la gente consigue más organizándose por sí misma que a través de las autoridades constituidas”, apuntó.


El PO propone un salario mínimo vital y móvil de 600 pesos, un seguro al desocupado de 500 pesos y “la renacionalización de las empresas privatizadas, sin indemnización y bajo control obrero”.


Mora cargó contra el déficit cero. “Los que gobiernan están permitiendo que el país vaya a la quiebra para que los bancos puedan imponer condiciones de superexplotación, más hambre y miseria sobre la población”, sentenció.


También disparó contra el intendente Horacio “Pechi” Quiroga, de quien dijo que “mientras estaba aprobando con (el gobernador Jorge) Sobisch los convenios con Repsol para entregar Loma de La Lata nosotros estábamos con los desocupados pidiendo los 10.000 puestos de trabajo”.


Para Mora, Quiroga ha privatizado la obra pública, ya que a pesar de que el vecino paga impuestos y tasas, “cuando se hace una obra como la del asfalto igual tiene que pagarla”.


Prometió que si llega al Concejo Deliberante bregará por el salario mínimo de 600 pesos y por que la dieta de los concejales sea del mismo monto.


Para el vecinalista del PO, la ciudad no sólo no está mejor, como pretende la publicidad oficial del municipio, sino que “tiene los mismos problemas que tenía cuando llegó Quiroga”.


 26/9