17/11/2021

El precio de la carne podría aumentar hasta un 20% para fin de año

En lo que va de noviembre ya aumentó un 7,8%.

El precio de la carne vuelve a estar, una vez más, en el centro de la escena. Las patronales que integran la cadena de la industria cárnica lo presentan como un hecho tras los aumentos en Hacienda, producto de que la oferta de vacunos de pie en este mercado cayó notablemente. De esta manera, los frigoríficos y supermercadistas aseveran que inevitablemente el encarecimiento se verá reflejado en las góndolas. Esta suba podría alcanzar hasta el 20%, que se sumaría entonces al 7,8% promedio que hubo en lo que va de noviembre según el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz.

Esto corrobora el fracaso estruendoso de la política del gobierno de contener el precio de la carne con cupos a las exportaciones, lo cual no se tradujo en un aumento de mercadería para el mercado interno. Los distintos eslabones de la cadena cárnica, desde los criadores, los feedlots, los frigoríficos y carnicerías o supermercados ajustan la producción a sus márgenes de ganancia. Recientemente, en aras de un seguro aumento, varios compradores se retiraron de sus compromisos con Hacienda.

El gobierno que prometía la vuelta del asado pretende “combatir la inflación” sin trastocar la rentabilidad (y las maniobras) de los especuladores. Pero, por sobre todas las cosas, continuando con el pacto de ajuste sobre los salarios y las jubilaciones, que es el punto neurálgico del problema. Esto se traduce a un derrumbe histórico del consumo de carne, el más bajo en 100 años. La Cámara de la Industria y Comercio de la Carne (Ciccra), estipula que actualmente el consumo promedio se ubica en 47 kilos en octubre, un 5,8% menos que el año anterior. Incluso, si se compara con 2008, el consumo por habitante era de 69 kilos; lo que constata un derrumbe del 32% en los últimos 13 años.

Los números que evidencian esta carestía próxima a profundizarse dan cuenta de la validez de nuestro planteo. La salida al problema de la inflación es el aumento inmediato de los salarios por encima de la canasta básica, hoy situada por arriba de los $100.000. Es imperioso también, cómo no, recomponer las jubilaciones a través del 82% móvil. Frente al problema de la especulación capitalista, hay que abrir los libros de toda la cadena de la industria cárnica al control obrero. Es este también un punto clave para aliviar la “mesa de los argentinos” que el gobierno que dice defenderla, en los hechos, muy lejos está de hacerlo.

En esta nota

También te puede interesar:

El fracaso de la política de control de precios del gobierno.
Débora Giorgi abandonó su cargo como responsable del control de precios y negociadora con la cadena cárnica.
El fracaso del gobierno en contener los precios.
Crece el voto que cuestiona los acuerdos salariales a la baja.
Prepara un esquema de créditos a tasa subsidiada y ampliación de las exportaciones.