14/03/2013 | 1259

El Proyecto X en Merlo: Más espionaje e intimidación contra militantes del PO

Por PO Merlo

El sistema de espionaje permanente contra las organizaciones populares no es exclusivo del gobierno nacional: en Merlo, el intendente Raúl Othacehé cuenta con su propio aparato de infiltración, delación, persecución y espionaje.


El viernes 8 de marzo, han aparecido volantes con un mismo texto difamatorio sobre Analía Pascual, en su calidad de dirigente del Partido Obrero de Merlo, en todos los lugares donde desempeña sus actividades -ya sean de índole personal, laboral, política o sindical. Se trata no sólo de un trabajo de ‘inteligencia’, sino que la persecución política en Merlo llega al punto del acoso personal. Son volantes ‘anónimos’, pero cuya factura tiene origen en el proyecto X de Othacehé.


Asimismo, hemos detectado que el espionaje de Othacehé traspasa los límites de su distrito: en la última semana, compañeros de otras regionales han sido objeto de seguimiento por parte de la red de punteros y patoteros al servicio del intendente.


La red de punteros y patotas (reclutadas entre barras), así como los recursos volcados al espionaje (autos, motos, celulares, imprentas) son, además, costeados con los recursos municipales.


Exigimos la inmediata intervención de la justicia para el esclarecimiento de esta situación y la identificación de los responsables políticos de este avasallamiento de las mas básicas libertades democráticas. Hacemos responsables a los secretarios de Seguridad nacional y provincial de las consecuencias de este accionar de cuño mafioso.