Políticas

8/11/2007

|
1016

El público

Los compañeros de los hospitales Francés y Británico denunciaron ser penalizados ellos en lugar de los patoteros de Muhamad y de los vaciadores capitalistas, y abrieron una reflexión sobre cómo se aplican los derechos constitucionales expuestos por Zaffaroni, incluso ante la “magnitud de la criminalización y la complicidad del poder político” descripta por Pitrola. Zaffaroni respondió que teníamos “una contradicción entre el derecho ideal y el derecho real”; Pitrola marcó que “de lo expuesto podemos recoger armas jurídicas para una defensa legal, pero que la victoria vendrá de la unidad de la clase obrera en lucha”.


Otra compañera inquirió a Pitrola sobre los cuestionamientos a los piquetes incluso por parte de “sectores socialmente muy contiguos a los que los hacen”. Pitrola señaló “la extensión del método a todas las clases agraviadas por el régimen social a pesar del ataque político permanente de la burguesía y los medios que explotan un malhumor popular. Esto como consecuencia de todo un período histórico de movilización popular que no se ha cerrado y de la prolongación de situaciones que no tienen resolución durante años, marcando un poder político que no da salida y un movimiento de los explotados que no encuentra condiciones para imponerse”.


Preguntado por un estudiante sobre el artículo 158 que penaliza la “compulsión a la huelga”, Zaffaroni respondió que es “anticonstitucional: o es coacción, cosa que debería ser probada, o no es delito”.


Ante otras dos preguntas sobre la Declaración de DDHH de la ONU y un pedido de ampliación sobre la ley antiterrorista, Pitrola definió que “la ONU como la OEA, que el Che llamó 'ministerio de colonias', son el marco formal del dominio del imperialismo y sus 'derechos', que son tan formales como las democracias que dicen defender en su política de guerras y opresión nacional”. En ese marco ubicó la ley antiterrorista que “revalorizó el nefasto artículo 210 bis que penaliza con prisión la coacción por reclamos ante el poder público, a las organizaciones de estructura celular y a sus miembros por pertenecer a ellas”.