28/11/1995 | 475

El turno de Buenos Aires

Días pasados, el municipio de Capitán Sarmiento fue tapa de todos los diarios del país, cuando su intendente lo declaró ‘en quiebra’ por falta de fondos. Pero Capitán Sarmiento fue uno de los municipios que Duhalde usó como ejemplo de su gestión en la Provincia de Buenos Aires.


Ahora resulta que “40 de los 127 municipios que tiene el territorio bonaerense se encuentran desde julio con las cuentas en rojo, por lo que han tenido que recurrir a préstamos y adelantos otorgados por el ejecutivo provincial” (El Cronista, 20/11).


La situación es mucho más grave, porque a 30 de esos 40 municipios se les ha adelantado gran parte del presupuesto del año que viene, y se les ha otorgado créditos del Banco Provincia para hacer frente al pago de salarios. Un ejemplo claro de esta situación es el municipio (ex) General Sarmiento: “La municipalidad de General Sarmiento, que conduce el peronista Luis Ortega, tendrá en diciembre de este año una deuda de 50 millones de pesos con la provincia” (El Cronista, 20/11).


Frente a esta situación, Duhalde tiene planteado privatizar para 1996 tres empresas del Estado: ESEBA, OSBA y FF.CC. Pero aun si dichas ‘privatizaciones’ fueran ‘exitosas’, sólo significarían una entrada de 700 millones por ESEBA y 200 millones por OSBA.


Si Capitán Sarmiento advierte sobre la crisis de las finanzas de los municipios, la ocupación de tierras de La Sarita de Quilmes es el fin de la demagogia de Pierri y Duhalde con el problema de la tierra. Existen sólo en el Conurbano 160 asentamientos, sin contar las ‘villas miseria’, y la tendencia ante la gran desocupación es a que se reproduzcan por miles las ocupaciones de terrenos y viviendas. La tendencia a estas ocupaciones será masiva, pues no existe en lo inmediato ninguna otra salida para los que son despedidos y expulsados de sus moradas ante los altísimos alquileres.


La máquina de ‘cortar cintas’ cerró la tijera de la inauguración de hospitales, y en Buenos Aires se viene una enorme crisis hospitalaria. Los médicos de la CICOP denunciaron que la ley impulsada por el gobernador es un intento de privatizar la salud pública y de liquidar más de 50 hospitales, pasando a disponibilidad a más de 300 médicos provinciales, y de liquidar también las residencias hospitalarias.


Pero la mayor exigencia del ’96 será el intento de despedir a miles de estatales: “En 1996 tenemos que achicar el gasto de los municipios en un 30%” (declaraciones de Duhalde a El Cronista, 20/11).


Existen en la actualidad 119.000 trabajadores estatales en la provincia, y el ‘ajuste’ de los municipios ya se hizo en privatizaciones de barrido, recolecciones de residuos, privatizaciones periféricas del personal de los hospitales municipales; por lo tanto, la ‘gran tarea’ de Duhalde de aquí hasta el ’99 será despedir a 40.000 estatales, destruir la salud y la educación de la provincia y, finalmente, entregar uno de los botines más preciados para los grandes capitalistas, que es el Banco Provincia.


En esto consiste el gran desafío del futuro candidato a presidente de la Nación. De las movilizaciones de los trabajadores, del levantamiento de los sin tierra, de la lucha de los médicos y maestros, depende que estas intenciones no se cumplan. Hay que salir a enfrentar decididamente a Duhalde.

También te puede interesar:

El lunes que viene la empresa deberá abonar lo adeudado.
Acerca del proyecto de tarifas diferenciadas que presentó el kirchnerismo.
Vienen luchando por las condiciones laborales y sanitarias.
No garantiza ni la salud ni la "economía".
¿Qué dice el proyecto de ley del gobierno para las clases presenciales? 
A propósito de las críticas de Pérsico y Grabois a la ampliación de la Tarjeta Alimentar.