20/10/2020

El tweet de Alberto Fernández sobre Mariano Ferreyra

No se puede estatizar la memoria de un militante socialista

Fede Imas Ojo Obrero Fotografia

Hoy, en el décimo aniversario del asesinato de Mariano Ferreyra, al mediodía, el presidente Alberto Fernández publicó un tweet que decía: “Hace 10 años era asesinado Mariano Ferreyra a manos de una patota que respondía a José Pedraza, en un crimen político que conmocionó a toda la sociedad. Mi abrazo a la distancia en este día a @PabloRFerreyra y a sus familiares y amigos.”

Afuera de su saludo ha quedado el Partido Obrero, organización política en la que militaba Mariano Ferreyra y con quien se movilizaba junto a los trabajadores ferroviarios tercerizados el día que fue emboscado por la patota que respondía a José Pedraza.

Es ilustrativo, ya que el Partido Obrero fue el que sostuvo, contra las versiones que provenían del oficialismo acerca de supuestos enfrentamientos, que el de Mariano Ferreyra había sido un crimen político producto de una alianza criminal que implicaba al Estado, a los funcionarios del gobierno de Cristina Fernández, a los empresarios K y la burocracia sindical, patotera y asesina, contra la clase obrera.

El Partido Obrero en el que militaba Mariano Ferreyra luchó denodadamente por justicia, superando las maniobras de encubrimiento, los ataques que recibíamos desde el gobierno y los intentos de convertir a las víctimas en responsables, lanzados desde el Estado para salvaguardar el régimen de privatización y precarización del ferrocarril que meses después llevaría a la masacre de Once. Y arrancó una enorme simpatía y apoyo popular cuando se lo había intentado estigmatizar y responsabilizar de los hechos.

El mensaje forma parte de un conjunto de publicaciones similares emitidos en la jornada por diversos funcionarios del gobierno, entre ellos, el ministro bonaerense Andrés Larroque. Se trata de un intento de separar a Mariano Ferreyra de las banderas que  defendía y de reciclar a una burocracia sindical responsable del crimen de Mariano íntimamente aliada al gobierno. La burocracia responsable del crimen de Mariano es la que organizó el 17 de octubre con Alberto Fernández.

Mariano Ferreyra está en las antípodas de este gobierno y de cualquier intento de estatización de su figura. En este décimo aniversario del crimen de nuestro compañero Mariano Ferreyra queda de relieve la actualidad de su lucha cuando el pacto entre el gobierno y las dirigencias sindicales sigue en pie, operando contra los intereses de los trabajadores. Hoy, siguiendo los lineamientos del FMI, el gobierno y la burocracia sindical pretenden generalizar la tercerización laboral contra la que cayó luchando Mariano Ferreyra al conjunto de la clase obrera con reformas laborales gremio por gremio.

Como sostuvo en el acto realizado en Barracas este mediodía su amigo y compañero Marcelo Mache, la figura de Mariano Ferreyra es irreconciliable con el Estado. Mariano es la juventud que lucha contra la represión, como la que se ejerce contra las familias que buscan un pedazo de tierra para su vivienda, contra los negociados inmobiliarios. Mal que le pese a Larroque, Mariano hubiera estado en Guernica enfrentando su política de desalojo violento. Mariano es la juventud que lucha por el trabajo genuino, contra la precarización. Mariano era el joven de las asambleas de desocupados, que recorría el ferrocarril, que en la universidad enfrentaba a las autoridades. Mariano no puede ser traficado. Su legado es la lucha por la recuperación de los sindicatos para terminar con la superexplotación y el régimen de precarización laboral.

 

 

También te puede interesar:

Los gobiernos de Alberto Fernández y de Larreta atentan contra una despedida popular.
Escribe Pablo Heller. El nacionalismo devenido en fondomonetarista.
Pelea por el control de una parte sustancial del aparato del Estado.
Todos los bloques políticos de la Legislatura operan a favor del saqueo.
YPF subió los precios por cuarta vez desde agosto.