19/09/2001 | 722

Elisa Carrió no leyó su propio informe

Por Editor

Reiteradamente, Elisa Carrió sostiene que la Argentina necesita contar con capitalistas decentes, emprendedores, no mafiosos, y pone como ejemplo a Perez Companc.


Sin embargo, en el informe sobre la deuda externa, que forma parte del Informe Carrió, Pérez Companc es mencionado como un ejemplo de los «ilícitos realizados por los grupos económicos de la oligarquía y el capital extranjero».


Dice el Informe: «El grupo oligárquico Pérez Companc fue uno de los principales beneficiarios de la actividad especulativa que endeudó al país en varios millones de dólares a través de la famosa bicicleta impulsada por Martínez de Hoz. La dictadura primero, el gobierno constitucional después, trasladaron esos compromisos artificiales al conjunto de la nación».


El informe demuestra que en 1981 «Perez Companc utilizó ese infernal mecanismo de los seguros de cambio, que ellos mismos inventaron, para trasladar su endeudamiento al Estado Nacional. Pero la voracidad incontenible por obtener mayores ganancias los llevó, al igual que a muchos de sus socios, a no respetar ni siquiera las normas y reglamentaciones fijadas desde el Estado por los hombres designados por sus grupos económicos para facilitar sus negocios».


El informe muestra cómo deudas de Perez Companc que no tenían seguro de cambio fueron aseguradas después de vencido el plazo y asumidas como deudas por el Estado, a pesar de las objeciones de los inspectores del Banco Central.


Finalmente, bajo el gobierno de Alfonsín, en 1987 el Banco Central «regularizó» la situación de Perez Companc dando por válido esos seguros de cambio, o sea, absorbiendo el Estado la deuda de Perez Companc. Así, el Informe señala que «legislando para atrás», «el 5/8/87 los directores del Banco Central, Roberto Eilbaum y Arturo O´Connell estamparon sus firmas en una resolución que legalizaba la situación».


Esta vinculación entre el alfonsinismo y Perez Companc explica por qué la alfonsinista Carrió presenta a este grupo económico como no mafioso, a pesar de que forma parte de la mafia del Opus Dei.


Este grupo fue el principal beneficiario de los contratos petroleros de Arturo Frondizi, por el que se obligó a YPF a comprarle a Perez Companc petróleo (que YPF había descubierto) a valores 10 veces superiores al precio de venta. Por estos contratos YPF se superendeudó y luego fue privatizada para beneficio de los pulpos petroleros, entre otros el mismo Perez

También te puede interesar:

Una resolución del Banco Central reavivó los paralelismos con diciembre de 2001.
Los compromisos financieros suman casi 9.000 millones de dólares hacia marzo, mientras que las reservas internacionales líquidas están en terreno negativo.
La merma en las reservas responde a la fuga de capitales que el gobierno promueve.
En octubre se destinaron $118.000 millones en concepto de intereses por Leliqs y Pases y $0 para lanzar un nuevo IFE.
Imposturas y realidades. Escribe Pablo Heller.