16/11/2021
Elecciones 2021

En Misiones, el Partido Obrero se consolida como opción obrera y socialista

Luego de la jornada de ayer y teniendo en cuenta el desarrollo de las tres jornadas electorales que vivió Misiones, podemos observar como el PO viene en crecimiento constante gracias al enorme esfuerzo de sus militantes y la intervención cotidiana en las luchas de la provincia.

Los partidos patronales y las elecciones

El gran ganador de la jornada en Misiones fue Juntos por el Cambio (y dentro del frente, los radicales) que obtuvo dos bancas y pudo sostener los 240 mil votos de las Paso, cuando en esa ocasión se habían presentado cinco listas. Con un discurso de “alternativa opositora al gobierno nacional y provincial”, preocupados por la salud, la educación y el empleo, los candidatos de JxC lograron tapar que cuando fueron gobierno ajustaron sobre esas variables para garantizar las ganancias de los empresarios.

El Frente Renovador, que apeló a una mayor intervención de los aparatos municipales del interior, sobre todo el día de la elección, logró recortar los resultados de las Paso respecto al frente ganador y obtuvo un diputado. Aunque aparece como uno de los derrotados, no es menor que en Wanda, donde además se votaba intendente para completar el mandato 2019-2023, la renovación ganó con el 75% de los votos. Esto pone un límite a quiénes creen que estaríamos a las puertas de un recambio de gobierno provincial en 2023.

El Frente de Todos fue el gran derrotado de la jornada. No solo no logró ingresar diputados, sino que fue el único espacio que perdió votos respecto a las Paso y esto podría deberse a la interna de los tres sectores que disputaron en agosto, que derivó en una falta de campaña territorial que les hizo perder 12 mil votos.

Por último, el Partido Libertario logró 22.700 votos y se transformó en la cuarta fuerza provincial. Un crecimiento basado sobre todo en la figura nacionalizada de Milei y la construcción mediática del mismo y su supuesto planteo “antisistema” que esconde la privatización de la salud y la educación, así como ataques a las condiciones de trabajo y las jubilaciones.

La Campaña del Partido Obrero

Al igual que en las Paso, el PO construyó su campaña en un debate directo con los trabajadores en los lugares de trabajo, en las plazas y los barrios.

Intervenimos con una fuerte denuncia contra el avance de la reforma laboral y el acuerdo ajustador con el FMI que promueven todos los partidos patronales y convocamos a seguir organizandonos para enfrentarlos no solo en las urnas, si no también en las calles.

La militancia de todos los sectores partidarios permitió sumar 2.400 votos más respecto a septiembre y consolidar al PO como una fuerza política independiente que lucha en defensa de las y los trabajadores.