12/07/2007 | 1000

Encuentro Popular Amplio (PC-PS-CTA)

Un frete kirchnerista vergonzante
Por P. L.

En Salta se ha constituido un frente para las próximas elecciones entre el Partido Comunista, el Partido Socialista y la dirección de la CTA, el EPA. Este frente traduce en el plano electoral una alianza que se ha visto también en la práctica.


El PC ha actuado en las huelgas docentes pasadas como un aliado de las tendencias pro CTA, es decir de aquellas que son partidarias de sentarse en la mesa de concertación con el gobierno, tal cual han hecho los sindicatos que dirige la CTA. En esa mesa se han acordado los miserables salarios de los empleados públicos y se han disuelto todas las iniciativas de lucha.


Un dato no menor de este frente, es que su candidato a vicegobernador, Lucio Yazlle, del Partido Socialista, fue candidato a rector de la Universidad Nacional de Salta en las pasadas elecciones de abril con el apoyo explícito de la Franja Morada, es decir de la burocracia estudiantil ligada a la UCR.


El EPA vota a Kirchner


Consultado en un reportaje radial, el candidato a gobernador del EPA, Leonardo Juárez, secretario general del PC salteño, “sobre el candidato a presidente que llevará esa fuerza, manifestó que no tienen un candidato ni adhieren a ninguno de los que se lanzaron, por lo cual dejaron en libertad de acción a los afiliados y a los simpatizantes del EPA” (DDN, 25 de junio). Esto quiere decir que, siguiendo la línea del voto a Filmus del PC de Capital y en la línea de la alianza con la CTA, dirigida por el ministro sin cartera, Yasky, la libertad de acción significa votar a Kirchner.


Pero podríamos darle al EPA el beneficio de la duda, en vistas de que concurrieron al encuentro que realizó Elisa Carrió en la provincia. Sería muy ingenuo de nuestra parte. Una posible alianza con el reanimado ARI, luego del triunfo en Tierra del Fuego, sería como parte de un frente general de la centroizquierda a escala nacional. Que sería un frente K más vergonzante aún.


Construyamos una alternativa de los trabajadores y el pueblo


El EPA no es un frente de izquierda es un frente contra la izquierda y contra el PO en particular, que en la provincia con toda la autoridad ganada en estos años esta convocando a estructurar una alternativa popular en este fin de régimen romerista. Los activistas y luchadores salteños deben sacar todas las conclusiones del papel de este frente en las recientes luchas. Principalmente deben hacerlo los docentes autoconvocados que chocaron con el papel antipiquetero de los que hoy se agrupan en el EPA.


También los organismos de derechos humanos que integran el frente deben reflexionar sobre el punto. ¿Podemos acabar con la impunidad en una mesa con el represor Romero? ¿Podemos acabar con la impunidad apoyando de manera vergonzante al gobierno de la represión de Santa Cruz?


Estar en las antípodas de Wayar y Urtubey no es simplemente decirlo en una radio; es ponerse incondicionalmente del lado de los que luchan en la perspectiva de construir una alternativa política independiente de los partidos patronales. En esta tarea está empeñado el PO.

En esta nota