10/03/2011 | 1167

Entrevista de Página/12 a Jorge Altamira

Versión completa

1. ¿Cómo se preparan para las elecciones? ¿Va a ser candidato?

2. ¿La inflación puede restarle votos al oficialismo? ¿Algún otro factor puede hacerlo?

3. ¿Qué cambió al interior del partido tras el asesinato de Mariano Ferreyra? ¿Ustedes esperaban algo que el Gobierno no cumplió y por eso radicalizaron su postura? El PO rechazó haber intentado desestabilizar al gobierno, pero ¿no cree que algunas de sus acciones hayan sido utilizadas en tal sentido?

4. ¿Tiene alguna autocrítica respecto de la participación del PO en la lucha de los ferroviarios tercerizados? ¿Fue un error el corte de vías del 23 de diciembre? Se lo pregunto porque algunos de los tercerizados sostienen que, tras la muerte de Ferreyra, ustedes quisieron conducir el conflicto, pero al tiempo la asamblea terminó echando a algunos de sus referentes por pretender imponer una línea en lugar de acatar lo decidido por los trabajadores.

5. ¿A qué atribuye que se haya logrado la detención de Pedraza? ¿Acaso el gobierno le soltó la mano?

6. ¿Cómo analiza los sucesos de Egipto, donde no aparecen liderazgos visibles aunque sí contundentes resultados?

Test del veraneante

• ¿A dónde fue de vacaciones este año?

• ¿En verano lee más, ve más películas, ambas o ninguna?

• ¿Siesta, trasnoche o ambas?

• ¿Una bebida de verano?

• ¿Se desconecta del celular y/o de Internet?

• ¿A dónde fue su mejor veraneo, cuándo y con quién?

• ¿Se considera turista o viajero?

• ¿Saca fotos, le sacan o ambas?

1. Estamos movilizados para asegurar la legalidad electoral en el mayor número de distritos; hay una disposición popular muy favorable. Por otro lado, nos encontramos ya en campaña electoral en Catamarca y Salta, donde hay elecciones provinciales en marzo y abril, y para las internas abiertas en Santa Fe. Serán oportunidades para tomar el pulso electoral. En Semana Santa, a fines de abril, tendrá lugar el Congreso anual del PO, que votará las candidaturas principales.

2. El impacto de la inflación trasciende a las elecciones, pues es un factor poderoso de movilización social. La inflación podría combinarse con una nueva fuga de capitales -algo que ya está ocurriendo en varios países llamados emergentes y también en Argentina. Por todo esto, los armados electorales en que se empeñan gobierno y oposición oficial tienen mucho de espejismo. La politiquería criolla, e incluso aquella progresista, simplemente ignora la crisis capitalista mundial y tendrá que pagar la factura por ello. Al factor corrosivo de la inflación y la fuga de capitales para la política oficial y los proyectos electorales de gobierno y oposición, hay que agregar la crisis de larga data que arrastra el régimen político, la cual se manifiesta en el ejercicio de un gobierno de camarilla, su entrelazamiento con la burocracia sindical, el estado de disolución del peronismo -cuya expresión corriente es la crisis pejotista bonaerense, el paso de los burócratas por Tribunales y el encarcelamiento de los asesinos de nuestro compañero Mariano Ferreyra. Varios intelectuales kirchneristas han definido al peronismo como «una fiesta», pero precisamente la crisis mundial no da espacio para celebraciones, sino para movilizaciones de enorme intensidad, desde Egipto a La Paz y Wisconsin u Ohio.

3. El asesinato de nuestro compañero Mariano ha galvanizado al Partido Obrero. Es el compañero desaparecido de la generación actual. Nosotros no esperábamos ninguna respuesta consecuente del gobierno sobre un crimen cometido por un aparato alojado en sus entrañas. No hemos radicalizado ninguna postura. Desde el 20 de octubre nuestra reivindicación ha sido siempre: juicio y castigo a TODOS los culpables. El oficialismo sí se ha ‘radicalizado’ contra nosotros y montó un operativo para culpabilizar al PO por el asesinato de nuestro propio compañero. La ‘víctima’ debía ser la Presidenta y el ansia reeleccionista de su camarilla. Este operativo culminó el 23 de diciembre con la criminalización de la lucha de los tercerizados y el procesamiento de tres obreros ferroviarios del PO, mientras en forma simultánea el gobierno encubría los desmanes en Constitución provocados por las patotas de Pedraza-Maturano. La determinación y consecuencia de nuestro accionar político culmina ahora con la detención de Pedraza y el ‘Gallego’ Fernández. En contraste, los campesinos Qom, atendidos por los funcionarios del gobierno, se encuentran en completo desamparo con relación al asesinato de sus compañeros por parte de la policía del kirchnerista Insfrán. Ninguna acción del PO ha servido para desestabilizar al gobierno; sí ocurrió esto con el apoyo brindado por la burocracia sindical kirchnerista de la CGT al llamado Momo Venegas y con la presión de la Casa Rosada para que Oyarbide lo libere. El gobierno capituló sin chistar ante lo que hemos caracterizado enseguida como un pseudo-golpe de estado de la burocracia sindical, Duhalde y la Mesa de Enlace, entre otros.

4. ¡Si no fuera por los cortes de vía hoy no habría ningún ferroviario tercerizado incorporado a planta permanente! Después del corte del 23 de diciembre se produjeron muchos otros cortes, protagonizados por trabajadores que no pertenecen al PO. Aun con esta lucha, al cabo de cuatro meses, solamente se ha satisfecho el reclamo del 30% de los tercerizados. Un partido revolucionario no es el que se sube al carro de las gestas victoriosas, sino el que sabe acompañar a los trabajadores que van a la lucha por la presión de la desesperación y madurar con ellos todas sus experiencias. Los grupos que le dieron la espalda sistemática a las acciones directas de los trabajadores tercerizados se encuentran en un total desprestigio y desmoralización. Nuestro partido ha crecido aún más.

5. Las pruebas reunidas contra Pedraza y sus patotas son abrumadoras. Además, fracasó una tentativa de «vamos por los autores materiales y después por los intelectuales». La detención de Pedraza es una victoria política de la campaña del Partido Obrero. «Sí, se puede», meter en cana a los autores principales, no solamente a los ‘perejiles’ La burocracia sindical, en general, está afectada por un fuerte proceso disolvente, como lo revelan los procesamientos por la mafia de los medicamentos, de un lado, y el avance del activismo clasista, del otro. El gobierno le ha dado protección institucional, al mantener a Pedraza en la gestión del ferrocarril y en las subsecretarías de Transporte, y una protección política con una campaña macartista de difamación contra el PO. Ahora tendrá que hacer un inventario de los daños y salvar lo que pueda. La hipoteca de Pedraza pesa más sobre el oficialismo que sus devaneos con las colectoras con peaje en la provincia de Buenos Aires

6. La revolución egipcia es la expresión positiva de la crisis mundial. Demuestra que el impasse creado por esta crisis modifica la percepción histórica de las masas, es decir que lo subjetivo se modifica con la disolución de las viejas relaciones entre explotadores y explotados. Esto se demuestra también con el desplazamiento de los acontecimientos hacia la izquierda, o sea la irrupción de un movimiento huelguístico generalizado. El primer paso, en Túnez, se ha generalizado al mundo árabe y musulmán, pero llama poderosamente la atención la emergencia de un movimiento de huelga masivo en Wisconsin, Estados Unidos, para frenar un furioso ataque a los sindicatos, que se está extendiendo a Ohio y otros estados afectados por una crisis fiscal imparable. Bolivia, además, sigue la pelea. Los agoreros de la revolución se van a perder el mayor festín del planeta.

Test

a. No tuve estrictamente vacaciones, sólo cinco días en Córdoba.

b. Ni lectura ni películas, caminatas y mateada en los arroyos.

c. Ninguna.

d. Excepcionalmente, la cerveza.

e. Internet y celular restringidos.

f. Con mi familia y grandes contingentes del PO, en 1981, bajo la dictadura, en los cursos partidarios (en la clandestinidad) en el sur de Brasil.

g. Viajero.

h. Sólo saqué fotos una vez en toda mi vida… años atrás.

También te puede interesar:

Una declaración pide que los Derechos Especiales de Giro se usen para salud, pero el gobierno acaba de cancelar 300 millones de dólares en intereses al organismo financiero.
No importa el programa; solo es oportunismo electoralista.
La estafa de las políticas económicas de género durante la pandemia.
Cuando la “oposición” es oficialista.
Mientras la juventud piquetera ocupaba el ministerio en defensa de su derecho a la educación.