05/12/2017

Escándalo en el Concejo Deliberante de Presidente Perón

El Concejo Deliberante de Presidente Perón fue escenario de un escándalo político. En una sesión extraordinaria del 22 de noviembre, se aprobó por unanimidad el pedido de renuncia a su banca del concejal justicialista Manuel Tofanelli, quien se encuentra en uso de licencia. Horas después, sin embargo, Tofanelli dijo que no había presentado ninguna renuncia y que todo se trataba de una maniobra política para sacarlo del cuerpo.


 Como contragolpe, el bloque del Frente para la Victoria presentó una auditoría de la carta de renuncia, controlada por peritos calígrafos, que certificarían que la firma no fue falsificada sino que pertenece efectivamente al concejal.


 Sea cual sea la verdad de los hechos, se ha puesto en evidencia una interna en el oficialismo local. Tofanelli supo ser mano derecha de Aníbal Regueiro, intendente justicialista que se tomó licencia para asumir como diputado provincial (aunque tiene pensado volver a la intendencia).


 Haciendo un seguimiento del desempeño como funcionario público de Tofanelli, se aprecia un caso que lo tuvo en el ojo de la tormenta por la venta de terrenos municipales, en 2010, para la construcción de barrios privados cerca de ruta 58. Su defensa, ante las críticas de las fuerzas opositoras, fue que los fondos obtenidos serían destinados a las arcas del municipio para la construcción de escuelas en distintos barrios. Y que la tasación de los mismos habrían estado a cargo de tres "prestigiosas inmobiliarias". Pero al día de hoy no se sabe qué pasó con los fondos de esas hectáreas vendidas. 


Regueiro fue acusado en esos tiempos por malversación de fondos públicos, aunque logró ser sobreseído. En estas últimas elecciones quedó nuevamente en la mira de la justicia tras una auditoria que efectuó el Ente Nacional de Obras Hídricas por una posible sobrefacturación de casi $29 millones de pesos en una obra de tratamiento de efluentes cloacales. La investigación recae sobre varios funcionarios y la constructora MAKO S.A, involucrada en el caso Odebrecht.


En el Concejo Deliberante de Presidente Perón conviven, en la aplicación del plan de ajuste de Macri y Vidal, tanto Cambiemos como el FPV-PJ y el massismo. La precarización laboral regimenta a los empleados municipales (la mayoría obligados a trabajar para la campaña electoral), como así también a  los trabajadores organizados en cooperativas, que padecen la carestía con sueldos por debajo de la línea de pobreza.


Este cuadro de corrupción, irregularidades y ajuste refuerza la necesidad de luchar por una salida política propia de los trabajadores.

También te puede interesar:

Una “tradición” que solo evidencia las relaciones entre el poder político y judicial.
Se darán a conocer los postulantes para cubrir los juzgados de primera instancia 6 y 10 donde se tramitan causas de alto impacto político.
Iniciativa de César Parra para acompañar una exigencia obrera de la región.
Una maniobra política, a medida de las necesidades del oficialismo y alejada de los reclamos populares.