22/04/2020

Escobar: el intendente Sujarchuk se suma al lobby patronal para levantar la cuarentena

Mientras, protestan los trabajadores de la Clínica San Carlos por contagios de coronavirus entre el personal.

El distrito de Escobar tiene 22 casos confirmados de coronavirus, y lleva 2 muertes. A ellos se suman decenas de casos sospechosos, que lo colocan en el podio de la denominada Región Norte 2, detrás de Pilar y Tigre.


Sin embargo, y a tono con la flexibilización nacional de la cuarentena a medida de los empresarios cuando se agrava la crisis sanitaria, el intendente Ariel Sujarchuk publicó una solicitada en Infobae (18/4), en la que llama a “analizar la apertura progresiva del sector industrial: hay empresas que tienen la infraestructura y tecnología para resguardar la bioseguridad de la actividad y de sus empleados”. Esto lo dice cuando las patronales han incumplido los propios decretos presidenciales de aislamiento obligatorio. En realidad, solo actúa como un agente del lobby empresarial por retomar las actividades y seguir facturando.


Tenemos ejemplos que grafican esta situación. El mayorista Yaguar en Maschwitz ocultó dos casos de posibles infectados para seguir con normalidad las actividades, hasta que la presión de los vecinos hizo que se clausurara. ¿Esa es la “infraestructura y tecnología” para proteger a los trabajadores y clientes que hacen viable el levantamiento de la cuarentena? En este cuadro, es más necesario que nunca el control obrero y popular de la cuarentena, y la puesta en pie comités de seguridad e higiene de trabajadores y profesionales para defender la salud.


Otro ejemplo lo tenemos en Savio, donde los trabajadores contabilizan 5 casos positivos de coronavirus en el personal de la clínica San Carlos, un centro especializado en la atención de alrededor de 22.000 afiliados a PAMI de la región. El municipio responsabiliza plenamente a los dueños, pero la actividad del nosocomio privado sigue igual. Esta situación precipitó una protesta de trabajadores y familiares de internados, que se concentraron el lunes frente a la clínica reclamando testeos a todos los trabajadores y pacientes, y la provisión inmediata de elementos de seguridad sanitaria (ya que el cuadro es tan precario que los trabajadores de limpieza se cubre con bolsas de residuos). La única respuesta que recibieron fue la amenaza de despidos y la presencia policial intimidatoria.


El intendente actúa como publicista de las grandes patronales al exaltar la buena predisposición de los empresarios locales destacando las donaciones que han hecho a las arcas distritales Eduardo Costantini y Gregorio Pérez Companc. Pero estas “donaciones” apenas son un vuelto por las facilidades que el municipio les otorgó a ambos empresarios en el distrito. Eduardo Costantini ha sido fue beneficiado en la estafa que significó la venta de terrenos costeros a precio vil que posibilitaron por ejemplo el mega emprendimiento de Nordelta 2, se con distintas exenciones impositivas. Pérez Companc, por su parte, muestra su verdadera cara en Temaikén y Munchis adelantando vacaciones a sus empleados y pagando solo el salario básico a quiénes ya se las habían tomado, y ni siquiera garantiza barbijos. Queda en evidencia la necesidad de un verdadero impuesto a las grandes fortunas, como plantea el proyecto presentado por el FIT, para que la crisis y la pandemia no la paguemos los trabajadores.


El Estado rompe la cuarentena en favor de las ganancias capitalistas. El Partido Obrero defiende la salud de las familias trabajadoras, reclamando que se mantengan suspoensidas las actividades que no son esenciales, que se garanticen condiciones de seguridad e higiene en las que sí deban retomarse; y el pago de un bono de 30.000 pesos a desocupados, monotributistas y changarines para evitar que deban volver a trabajar. Reclamamos también, desde un principio, la centralización del sistema sanitario, público y privado, bajo el control de un comité de trabajadores y profesionales.


Apoyamos el reclamo de los trabajadores y familiares de la Clínica San Carlos, y denunciamos el operativo local y nacional para levantar la cuarentena exponiendo la salud de miles de trabajadores.