08/06/2016 | 1414

Escobar: Savio no florece

A pesar de lo que quiere mostrar el intendente K Sujarchuk en sus pomposas inauguraciones de veredas y estaciones de colectivos, en su campaña electoral permanente, y mediante el marketing oficial, la localidad de Maquinista Savio está cada vez peor


A pesar de lo que quiere mostrar el intendente K Sujarchuk en sus pomposas inauguraciones de veredas y estaciones de colectivos, en su campaña electoral permanente, y mediante el marketing oficial, la localidad de Maquinista Savio está cada vez peor: falta tendido eléctrico, urbanización y luminaria y crecen de los asentamientos precarios.El ajuste se sufre de tal manera que cada vez más vecinos se vuelcan al trueque como refuerzo a sus ingresos, o como único ingreso.


En las últimas semanas se multiplicaron los cortes de ruta por la falta de suministro de electricidad en gran parte del Barrio Amancay y alrededores. La respuesta oficial de la municipalidad fue “ampliar la denuncia judicial contra Edenor” por “considerarnos ciudadanos de segunda”. Se trata de una completa impostura por parte de la fuerza política que permitió a Mindlin enriquecerse a costa de subsidios del Estado, sin exigir inversiones, durante doce años.


La agudización de la crisis habitacional es otro aspecto de la pauperización de las condiciones materiales de los trabajadores de Savio, para la cual el municipio carece absolutamente de política habitacional. A tal punto es así que 274 viviendas sociales del Barrio Amancay se caen, literalmente, a pedazos porque no han sido adjudicadas.


Desde el Partido Obrero planteamos la urgente urbanización de los barrios de Savio, exigimos la adjudicación inmediata de las 274 viviendas del barrio Amancay y un plan integral de viviendas sociales. En Maquinista Savio queda claro que la autoproclamada “oposición kirchnerista”, que mediante frases hechas pretende posar de combativa, eludiendo toda responsabilidad en el proceso de ajuste y destrucción de las condiciones de vida de los vecinos y trabajadores del distrito y de la localidad, es una variante de los partidos ajustadores.

En esta nota