21/04/2011 | 1173

Elecciones primarias, Santa Fe: Está en marcha una gran campaña del Partido Obrero

Las elecciones primarias de la provincia han desatado una encarnizada disputa dentro del Frente Cívico. Los contrincantes son el delfín de Binner, Bonfatti; el ‘challenger’, Giustiniani; y Barletta, de la UCR. La disputa ha dejado afectadas las posibilidades de Binner, si pierde Bonfatti, de integrar una fórmula nacional con el alfonsinismo.

En Rosario, los diferentes sectores del PS han presentado una lista única, por el temor a perder contra el radical Boazzo.

En el PJ hay también un escenario disperso, entre dos listas kirchneristas encabezadas por Rossi y Bielsa. Los sectores de Bielsa recogen mayor adhesión en el norte santafecino, donde la influencia de Reutemann es mayor, mientras que Rossi luce más fuerza en las zonas industriales.

El Frente Cívico y del PJ cogobiernan la provincia en los distintos niveles, o sea que son la expresión política de sus sectores dominantes: los pool de siembra, las agroexportadoras y la industria vinculada con el mercado agrario y a la celulosa. Santa Fe es el reino de la precarización y las tercerizaciones. Ambos partidos patronales soslayan estos temas, la depredación ambiental y los accidentes de trabajo.

Cooptación

En las elecciones pasadas, Proyecto Sur canalizó en Rosario, con el 6% de los votos a Carlos del Frade (un candidato anti-sojero) parte del descontento con la gestión «socialista». Sin embargo, la decisión de Solanas de no presentar candidatos a la gobernación ni a las intendencias lo ha transformado en una colectora ‘implícita’ del Frente Cívico. La candidatura del chacarero Peretti, director de la Federación Agraria, vincula a Proyecto Sur con el capital sojero y la Mesa de Enlace. Se trata también de un paso hacia la reconstrucción de la Alianza a nivel nacional. La abstención a cargos ejecutivos pretende dejar el espacio abierto para el candidato de Binner, y permitir que su triunfo habilite a Binner para encabezar la fórmula aliancista. Todo esto ha producido confusión y desmoralización en el solanismo -que refuerzan las idas y vueltas de Pino a favor de su candidatura porteña. La izquierda de Solanas, el MST y el PCR, no han puesto reparos a este pasaje sigiloso hacia una nueva Alianza. Es que comparten la defensa de los intereses del mismo capital agrario.

Este ‘frente popular’ con la izquierda sojera y con las direcciones sindicales que, en la provincia, responden a la CTA Micheli, el PJ la reproduce a su modo con sus propias cooptaciones: la más relevante es, sin dudas, la integración del MUV (Movimiento de Unidad Villense) de Villa Constitución a la corriente del kirchnerista Rossi, y la de Eduardo Quiroga, de la CGT San Lorenzo, a Bielsa. El MUV, una creación del metalúrgico Piccinini, de la CTA, se ha dado vuelta hacia los K sin autorización de su fundador. Parte de los obreros de Villa ha sido convertida en rehén de K, forzados a aceptar dos Repros (salarios para suspendidos), mientras sigue sin resolverse el destino de Paraná Metal, cuyo cierre los puso en la calle. La burocracia de la UOM de Villa jugó un fuerte rol de complacencia con los K durante el largo conflicto de cierre de esta empresa, y hasta saludó los Repro como una victoria. El puntero de esta cooptación del MUV, que en las elecciones pasadas obtuvo nada menos que el 23% de los votos y dos concejales, fue el Partido Comunista K. Se puede decir que, en Santa Fe, hay una confrontación entre dos ‘frentes populares’ -en referencia a la captación de sindicalistas que conservaban imagen de ‘autónomo’.

Frente a semejante catástrofe social, los candidatos del MUV, en una clara política de encubrimiento, llaman a votar por los responsables políticos de este desastre. Ahora proponen la formación de «cooperativas», una forma de plan Trabajar disfrazado, con el argumento de que la «única» ayuda real al conflicto provino precisamente del gobierno nacional a través de los Repro.

El Partido Obrero

En la campaña que está desarrollando el PO con vistas a las primarias, ocupa un lugar importante para esclarecer esta suerte de borocotización de dirigentes y organizaciones sindicales por parte de las dos listas patronales -y denunciar al mismo tiempo los fuertes lazos de éstas con el capital agrario y los monopolios industriales y exportadores. En Villa Constitución y en el departamento de San Lorenzo, en especial, buscamos con esta delimitación política desarrollar un fuerte polo obrero independiente, y lo mismo ocurre con la denuncia de que Proyecto Sur es una colateral de la Alianza y aquel mismo gran capital asentado en Santa Fe. Las primarias de mayo deben avanzar en un reagrupamiento de fuerzas obreras independientes que nos fortalezca con vistas a las elecciones generales de la provincia primero, y a las nacionales de octubre después. Nuestro eje reivindicativo es el combate a la tercerización y la precariedad laboral, junto a la contaminación ambiental; en los sectores industriales de Esperanza, Rafaela, Armstrong, las tercerizaciones hacen estragos, así como los convenios a la baja y la falta absoluta de seguridad industrial.

En las principales ciudades y los cordones industriales de San Lorenzo y Villa, también se fueron desarrollando procesos de luchas, con la intervención de nuestro partido.

El Partido Obrero reivindica el movimiento de autoconvocados de Paraná Metal y levanta en su plataforma sus reclamos de estatización de la fábrica y puesta en funcionamiento bajo control de los trabajadores, y a todas las luchas que se vienen librando en el cordón de San Lorenzo por la efectivización de los contratados y el básico de los 5.000 pesos. En estas ciudades, el Partido Obrero tuvo muy buenas votaciones en elecciones anteriores.

La constitución del Frente de Izquierda, posterior a la inscripción electoral en Santa Fe, refuerza nuestra campaña en la provincia -al convertirla en la expresión única expresión de izquierda, le da a este hecho otra dimensión. El Frente ha despertado expectativas en el activismo santafecino, en Amsafe Rosario, entre los químicos de San Lorenzo, los autoconvocados de Paraná Metal, en el activismo de ATE y en sectores universitarios.

En esta nota

También te puede interesar:

Ofrenda del régimen a la burguesía, con la complicidad de todos los bloques políticos y el respaldo de la burocracia sindical.
Un nuevo sistema de ingreso hecho a la medida del ajuste.
Impulsemos una campaña contra este atropello a las libertades democráticas de parte de la UCR, el Frente Progresista y el Frente de Todos en Rosario.