23/06/1993 | 394

“Extremistas de izquierda”

El Pts ha sacado una publicación juvenil, la “Contra-prensa», en la que llama a conformar la Juventud de Izquierda Revolucionaria Trabajadora estudiantil adherida al Pts, “que organice a los jóvenes de ‘extrema izquierda’ con una clara perspectiva de lucha».


Tanta grandilocuencia no tiene, sin embargo, ningún sustento, ni semejante nombre nada tras de sí.


No hay ninguna propuesta de programa. Dicen que es el del Pts, pero ¿cuál es el del Pts? ¿El de la jubilación «obrera» privada?, ¿el de formar un «partido de trabajadores” junto con los Piccinini y Mary Sánchez?, ¿el de quedarse tomando mate en la casa los 1º de Mayo? Y si es el del Pts: ¿este es ahora una organización de «Jóvenes de extrema izquierda’? ¡Bueno sería decirlo de una vez por todas!


¿Pero qué es ser de «extrema izquierda’? Llaman por ejemplo a acabar con las “falsas divisiones» entre los «heavy y los punks» ¿Los heavys y los punks son de «extrema izquierda”? La propuesta de la JIR-TE se basa no en una caracterización y pronóstico del movimiento de la juventud sino… en una encuesta de Demoskopía, según la cual habría un 6% de jóvenes de «extrema izquierda».


El Pts, que se considera a sí mismo el «único «partido que desarrolla la lucha en el plano teórico es incapaz de hacer un análisis crítico de las encuestas desde el punto de vista del contenido y del método. No llegan a ser buenos sociólogos siquiera.


Como «primera medida», la JIR-TE propuso una fiesta por el Cordobazo, sin ninguna idea acerca del significado del mismo, ni ninguna consigna de convocatoria.


Para construir una organización de la juventud no basta con una revista, además hay que tener alguna idea


Sobre la “JIR-TE” de la JS-Pts


La “Contraprensa» N° 2, IIº Epoca, informa sobre los “Apuntes preliminares para la elaboración de un programa de la Juventud de Izquierda Revolucionaria Trabajadora y Estudiantil” (JIR-TE), prometido en la «Contraprensa» N° 1, sin que ahora importe el supuesto programa del Pts. La redacción de estos “apuntes” está a cargo de una “Comisión dedicada al estudio y la elaboración del programa específico de la JIR-TE de la redacción de Contraprensa”. Los “puntos específicos», dicen, son los que “viene levantando como Juventud Socialista del PTS» que sería, entonces, otra cosa distinta de la JIR-TE: una juventud “específica» y otra no “especifica”.


El Pts, la JS del Pts, (o quien sea) lanza una organización sin programa. Una organización que específicamente no sabe para qué está (¿está?). La «elaboración» del programa quedará “a cargo «, no de la organización, sus militantes, su dirección, sino de una “comisión de estudio y elaboración. En síntesis, no hay programa, pero sí existe una división burguesa entre el trabajo manual y el intelectual: unos militarían para construir una organización sin saber porque y los otros se sentarían a pensar para que trabajan los otros.


La JIR-TE con las FFAA


Los “apuntes» proponen la “disolución de la bandas policiales y los Servicios de Inteligencia» y la “democratización de las Fuerzas Armadas».


Pero las fuerzas de seguridad (las Fuerzas Armadas, entre otras) son fuerzas especiales, ajenas a la sociedad, al servido del Estado burgués. Son “el brazo armado de la burguesía” (Lenin). La «democratización «del dominio político de los explotadores es precisamente, el régimen democrático burgués. Para terminar con la represión de los explotadores es necesario destruir el estado burgués y establecer ia dictadura del proletariado.


La JIR-TE con la burocracia


Los ‘apuntes” se declaran partidarios de un “Partido Obrero Revolucionario» pero “en la situación actuar llaman a construir un “Gran Partido de Trabajadores (PT) basado en los sindicatos, comisiones internas y los cuerpos de delegados». Por ahora (y para siempre) un partido con los De Genaro y Mary Sánchez. Ahora se entiende mejor porqué a la JIR-TE no le importaba el programa; su planteo es empírico y movimientista, es decir macaneador… La JIR-TE no se plantea la expulsión de la burocracia de los sindicatos y la llama a construir un partido conjunto. Su declaración “revolucionaria y obrera» es, una declaración “a la violeta”.


La JIR-TE es nacionalista


La “Comisión de estudio” propone la lucha por la “Segunda y definitiva Independencia y la Liberación Nacional». Esta consigna nacionalista significa propugnar un desarrollo capitalista “nacional” e “Independiente”. Pero “La liberación nacional en sí misma tiene en vista, no el socialismo sino un desenvolvimiento ulterior del capitalismo; no es un peldaño hacia la sociedad sin clases sino hacia una diferenciación más aguda entre las clases» (“La estrategia de la Izquierda en la Argentina”. Jorge Altamira, Ed. Prensa Obrera, pág 15). La independencia nacional solo debe entenderse en un sentido político (autonomía) y, para los marxistas, subordinada al internacionalismo proletario.


La UJS, lucha por el internacionalismo proletario es decir, por la unidad de la clase obrera mundial contra el imperialismo opresor. La UJS levanta la consigna del programa de la IV internacional “Por los Estados Unidos Socialistas de América Latina”.


Antirrevolucionarla


“Repudia a la violencia individual porque no sirve, separada de la lucha de las masas». La “extrema izquierda”, en su afán por «repudiar» a todos, se pasa al campo del enemigo de dase. La UJS no repudia la violencia individual, repudia al represor. “Los marxistas consideramos que la táctica del terrorismo individual es inconveniente para la lucha liberado tanto del proletariado como de las nacionalidad”, oprimidas. Un héroe aislado no puede reemplazar a las masas. Pero comprendemos con toda claridad la inevitabllidad de semejantes actos de desesperación y venganza. Todas nuestras emociones, nuestras simpatías están con los sacrificados vengadores aunque ellos hayan sido incapaces de descubrí el camino correcto»… (León Trotsky en “Socialist Appel del 14/2/39).


La JIR-TE con la UIA


En lo “específico», la JIR-TE propone “que en las escuelas nos enseñen cosas que nos sirvan, que haya materias teóricas-prácticas para poder aprender el oficio que querremos». La “comisión de estudio” de la “extrema Izquierda» opina que lo que a la juventud le «sirve” es un “oficio», precisamente el proyecto de «educación polimodal” de la Ley votada recientemente: eliminar el secundarlo de cinco años con acceso a la Universidad para «formar» a los jóvenes en el “intercambio” con las empresas en los oficios que estas requieran.


La UJS, en cambio, lucha porque “la educación que asegure la asimilación del saber acumulado por la humanidad, permitiendo su acceso a la cultura universal y las conquistas de la ciencia contemporánea y promoviendo el espíritu reflexivo y crítico dirigido a transformar al hombre en sujeto colectivo de su propio destino” (Folleto “esta ley, a la basura», del Partido Obrero). Superar la división enbrutecedora del trabajo social, por medio de la abolición del capitalismo.


La JIR-TE se opone al gobierno de los colegios por parte de los docentes y estudiantes. Dice “que los rectores los elijamos los estudiantes de una lista de nombres que nos propongan las autoridades».


En conclusión, las “ideas» de la JIR- TE son harto moderadas. Su “extremismo de Izquierda» es, como lo notó Lenin, simplemente infantilismo.

En esta nota

pts

También te puede interesar:

Luego de la marcha a Plaza de Mayo contra el acuerdo con el FMI.
Conferencia de prensa de presentación de la lista 1A del Frente de Izquierda - Unidad.
Pongamos en pie listas unitarias y un gran Congreso del FIT-U para movilizar políticamente a los trabajadores.