25/04/2021

Ferias de Avellaneda: marchas y contramarchas

Un municipio comprometido en la precarización en las condiciones de vida de sus vecinos y trabajadores.

A una semana de haberse tomado la resolución de suspender las ferias barriales, el municipio de Avellaneda levanta la medida, dejando libertad de acción y un protocolo muy poco serio y confiable.

Con la justificación de ser una actividad al aire libre, el gobierno pejotista local, a pedido de la oposición macrista, da marcha atrás con la medida de suspensión de las ferias en las barriadas. De este modo, no ofrece un subsidio económico a los feriantes, ni tampoco un plan para prevenir el Covid-19.

En tiempos de incrementos generalizados de los precios en la canasta de supervivencia, donde los alimentos, las prendas de vestir y el calzado son los ítems de mayor incremento, las ferias cumplen una función de extrema necesidad por sus precios populares. Provocando así, que tanto días de semana como fines multitud de vecinos y trabajadores salen a comprar carne, verduras y ropa, sin ningún tipo de control de distanciamiento o proveedores de sanitizantes por parte del municipio, poniendo en serio riesgo de contagio tanto a comerciantes como clientela.

Desde el Partido Obrero de Avellaneda en el Frente de Izquierda-Unidad exigimos al municipio la puesta en acción de protocolos preventivos, testeos a todos los feriantes, personal que cuide el distanciamiento social, entrega de sanitizantes en todos los puestos de las ferias, entrega de barbijos, aislamiento a todos los casos positivos y sus contactos más cercanos, subsidios económicos a los trabajadores. Utilicemos para ello lo recaudado con el aumento de las TSG (50% desde enero). Unificación del sistema sanitario municipal, provincial y nacional.

No al pago de la deuda, que la crisis la paguen los capitalistas y no el pueblo trabajador.

 

En esta nota

También te puede interesar:

Fiesta clandestina, impunidad empresarial y  protección estatal.
Paritarias de comercio, la historia se repite y crece la bronca en los trabajadores el gremio.
“Fuego amigo” de Kicillof y complicidad de Baradel.
Ante el aumento de los llamados al 144 nacional, se habilitó el 0800-999-PARÁ (7272).