02/08/2007 | 1003

Foro de la Salud en General Güemes

Un golpe a los privatizadores

A iniciativa de la asamblea de los trabajadores y profesionales del hospital Joaquín Castellanos, que debatió sobre el alcance del gerenciamiento hospitalario que impulsa el gobierno, se realizó el primer Foro de la Salud en la Casa de la Cultura de la localidad.


Por primera vez, una iniciativa de los trabajadores colocó en el banquillo a los diputados e intendentes que sistematicamente vienen apoyando el proceso privatizador en salud.


El panel estuvo integrado por el presidente de la Comisión de Salud de diputados (PJ), el subgerente del hospital, el Dr Mdalel, dirigente de la Asociación de profesionales del hospital, y el diputado y candidato gobernador Claudio Del Plá, del PO.


Del Plá expuso cómo la política oficial estaba organizando el negocio privado de la salud, cuya expresión más aguda es el gerenciamiento privado de la atención médica de un tercio de los habitantes de la capital, que se acaba de entregar a una empresa española a un costo anual de 6 millones de pesos. En esta línea, denuncio la entrega al gerenciamiento a manos de ONGs del resto de las áreas de la provincia. Las gerenciadoras "comunitarias" tendrán que administrar una capita miserable de 30 pesos que sólo cubre al 60% de los salteños que no tienen obra social. Por último quedó de manifiesto que el gobierno preparó esta política privatizadora con un vaciamiento conciente del sistema público en donde hay graves problemas de edificios, de equipamiento y de trabajo precario y carencia de profesionales.-


Las excusas del representante oficial se cayeron de inmediato ante la evidencia aplastante aportada numerosos testimonios de los vecinos y profesionales. Un médico residente informó que están en huelga porque cobran de Nación apenas 800 pesos por mes y que son ellos exclusivamente los que sostienen la atención de cinco de los centros de salud del departamento. Diez de los agentes sanitarios que atienden 100 familias cada uno cobran 200 pesos por mes… El centro de salud de Villa Tranquila, construido íntegramente por los vecinos, no consigue que le designen el personal suficiente. El Bordó y Campo Santo no cuentan con médicos de guardia las 24 horas.


Hubo múltiples denuncias sobre el manejo político de la administración y dirección del hospital. La designación de los gerentes o directores fue siempre una suerte de "botín de guerra" del gobierno de turno, ajena a cualquier intervención de los trabajadores y de los usuarios.


Los representantes del candidato kirchnerista Urtubey estuvieron ausentes sin aviso, ya que no pueden presentar en público sus planes que, como los de Romero, avanzan en las políticas privatizadoras.


Quedó en claro la responsabilidad de los diputados del PJ del departamento que habían votado en contra del proyecto del PO que condena el gerenciamiento hospitalario. El proyecto del PO fue aprobado por los Concejos Deliberantes de Capital, Orán, Mosconi y Tartagal, y luego en concejos donde no tenemos representación como los del El Bordó, Güemes y Aguaray a iniciativa de profesionales y vecinos.


El foro terminó convirtiéndose en asamblea. Se estableció un pliego de reclamos que comienza por el repudio a toda forma de gerenciamiento, el reclamo del pase a planta de todos los trabajadores, la recuperación para el hospital de su rol de cabecera de la zona Sur, la designación por concurso del director, entre otros puntos.


Sobre esta base se han planteado asambleas y la firma masiva de un petitorio.


En El Bordó y Campo Santo se preparan asambleas con un pliego propio contra el vaciamiento hospitalario.


Fortalecer con el voto la alternativa popular que impulsa el PO es fortalecer la lucha por una salud gratuita, de acceso universal, gestionada por los trabajadores y profesionales de la salud.

En esta nota

También te puede interesar:

Daniela Daporta cuenta la elección en Colonia Victoria-Misiones, donde el PO obtuvo el 25% de los votos y es segunda fuerza.
La Renovación gana apalancada en la ley de lemas.
“¡Basta de pobreza, contagios y muerte! Por una salida de las y los trabajadores a la crisis sanitaria y social.”