11/10/2021

Fuera el Código represivo de Julio Garro y Juntos

Criminaliza la protesta social y penaliza el trabajo en la vía pública.

El intendente platense Julio Garro (Juntos por el Cambio) pretende avanzar con el Código de “Convivencia” que criminaliza la protesta social y penaliza el trabajo en la vía pública.

Esta ordenanza que impulsan los concejales de “Juntos” se trataría el 3 de noviembre para su aprobación en el Concejo Deliberante. El Frente de Todos, que apoya a “Pistola Tasser” Berni, rechaza de palabra el Código pero no mueve un dedo para enfrentarlo. Pura demagogia a sabiendas de que Garro y Juntos por el Cambio tienen el número de ediles para aprobarlo. Una “oposición” peronista de cartón que cede la iniciativa a la derecha.

¿Código de Convivencia?

De aprobarse el Código de “Convivencia”, se unificarían en un solo cuerpo las contravenciones y multas que ya se están aplicando y las nuevas en carpeta. Lo que se presenta como una “reeducación” del ciudadano no deja títere con cabeza: la venta ambulante, en un municipio que encabeza el ranking provincial de asentamientos y villas, es penada con multas que van desde los 7000 a los 700.000 pesos. El “trabajo dignifica” para los capitalistas cuando es controlado y reglamentado por el capital; y reprimido, ley en mano, si lo consideran “competencia desleal” como sucede con la venta callejera que también terceriza al trabajador vía la compra de stocks para la reventa. El crecimiento del trabajo informal y en la vía pública  es una foto de la pauperización social, indigencia y crecimiento de la desocupación.

El derechista Garro  apunta también contra los limpiavidrios y cuidacoches cuando solo en agosto hubo en el país 53.800 “renuncias” y 3.400 “desvinculados” de sus empleos sin causa. Las renuncias y la llamada desvinculación son  artilugios que encontraron las empresas para despedir a sus trabajadores. El peso y la presión de las patronales, la entrega de las burocracias sindicales y la complicidad de los gobiernos con los capitalistas camuflan los despidos como un acuerdo voluntario de partes  para encubrir el fraude laboral. Las multas para quienes laven autos “en forma onerosa en la vía pública” llegan a los $105.000 pesos. Un golpe brutal a los desocupados y sus familias que viven de changas.

Garro apura la sanción la ordenanza persecutoria antes del último tramo de la campaña electoral. La “actualización” del Código de “Convivencia” penaliza con multas de hasta 700.000 pesos a los partidos políticos, asociaciones gremiales o civiles que “incineren neumáticos” en las protestas y limita expresamente las manifestaciones y movilizaciones “prohibiendo obstaculizar el desarrollo normal del tránsito vehicular”. Un ataque directo a los piquetes obreros, a la izquierda y a las organizaciones de lucha de los trabajadores que ganan la calle para pelear y  hacer efectivos sus reclamos. La judicialización de la protesta social es política de todos los gobiernos, que a su turno la aplican contra los trabajadores. Tratándose de las marchas y piquetes, las multas llegan a los 350.000 pesos y la autorización oficial para “manifestaciones multitudinarias” en manos del caballo del comisario, el Departamento Ejecutivo de la Intendencia.

Julio Garro pone un moñito de adorno a esta legislación represiva, agregando sanciones por maltrato animal y para preservar los espacios libres de humo. La intendencia tendría que explicar, sin embargo, por qué hizo la vista gorda a la violación de los protocolos sanitarios y aforos en los bares más rentables del centro de la ciudad en el momento más duro de la pandemia, que tuvo a La Plata entre los municipios con mayor cantidad de contagios diarios. Pretender que el Código combate el acoso callejero a las mujeres es una impostura completa proviniendo de un gobierno municipal que incumple con el Fondo de Emergencia para víctimas de Violencia de Género (Ordenanza 12039 del 2020). Este “fondo”, que no arranca, es completamente insuficiente para una ciudad que ocupa los primeros lugares en el número de denuncias por intentos de femicidios y violencia intrafamiliar.

Por otra parte, la represión a la oferta sexual en “espacios no autorizados” tiene como propósito proteger los beneficios y el control y manejo de los explotadores sexuales y las redes de trata amparados por la policía.

Acto-Festival del FIT unidad contra el Código de Garro

Desde su primer mandato, Garro apeló a la Guardia Urbana de Prevención (GUP) como una estructura de “seguridad” propia que tiene cientos de agentes a su disposición. Los integrantes del GUP cobran salarios de miseria por debajo de la canasta de indigencia, a pesar de haber sido declarados esenciales. Siendo que la ordenanza de creación del 2019 establecía como función de los agentes detectar situaciones de riesgo delictivas, viales y climáticas, Julio Garro la manipula como una guardia pretoriana para impedir y perseguir la propaganda, pintadas y pegatinas de la izquierda. La GUP de Garro es un refrito del “Control Urbano” que manejaba el exintendente peronista Pablo Bruera que apoya la lista del Frente de Todos.

El “Código de Convivencia” y las acciones de la Guardia Urbana de Prevención son herramientas represivas y al servicio de la impunidad. La intendencia desvió recursos millonarios del Fondo Educativo, a pesar de las 170 escuelas con deficiencias edilicias en La Plata, y subjecutó el presupuesto para salud, mientras paga salarios de hambre a los trabajadores municipales y niega el Fondo de Emergencia para las víctimas de violencia de género. Desde el Partido Obrero en el Frente de Izquierda Unidad unimos el rechazo al Código de Garro con todos los reclamos por trabajo, vivienda, salud y educación, defendiendo el derecho irrestricto a la organización y a la protesta.

La bancada del FIT Unidad en el Concejo Deliberante será la voz de los trabajadores en apoyo a las luchas y un freno a estas políticas antipopulares que el peronismo deja correr. No al Código represivo de Garro y Juntos por el Cambio. Con estas banderas, y para impulsar el voto al FIT-U por una ciudad para los trabajadores y no para los especuladores inmobiliarios, nos movilizaremos masivamente al Festival del Frente de Izquierda que se realizará en el Parque Saavedra de La Plata, el próximo sábado 16 de octubre desde las 14 horas. La realización del Acto Festival será también una pulseada con la ordenanza cepo-represiva de Julio Garro y una demostración de que la oposición a los ajustadores se planta por izquierda.

     

También te puede interesar:

El candidato a diputado nacional por el FIT- Unidad recorrió Mar del Plata, Necochea, Villa Gesell y Madariaga.
Se abre para los estudiantes de la universidad una perspectiva de organización independiente de todos los gobiernos y los ajustadores.
En un distrito con enormes necesidades habitacionales.
Desde las 22 horas por el programa A dos Voces, de TN. Los candidatos del régimen o el Frente de Izquierda - Unidad.
Sobre el acto en la Escuela de Policía.